Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS

El comercio exterior, vía de escape para las empresas

Bienes de equipo y automóviles se dan un respiro gracias a las exportaciones que, en 2009, aportarán al crecimiento del PIB casi tanto como la demanda interna.

La crisis ha hundido las ventas nacionales de muchas producciones españolas y, como ocurriera en ocasiones similares, las empresas han vuelto a poner el foco en el exterior. En julio se dispararon las exportaciones de bienes de equipo y automóviles, sectores que ya sufren dificultades para la colocación de sus mercancías en el interior.

El comercio con otros países se convierte en una vía de escape, y así lo refleja el marco presupuestario que acaba de presentar el Gobierno. El próximo año, la demanda externa contribuirá al crecimiento de la economía con cuatro décimas, tan sólo una menos que la aportación que realizar la interior. Unos datos en fuerte contraste con los del pasado ejercicio, cuando el saldo con el extranjero restó ocho décimas al avance del Producto Interior Bruto, una merma compensada con holgura por los 4,2 puntos del consumo de los hogares y la inversión interior.

Pero los principales países destino de nuestros intercambios comerciales son el resto de los socios de la Unión Europea -allí fueron el 70% de las ventas españolas al exterior en los meses de enero a julio-, que atraviesan circunstancias económicas parecidas, si no peores, a las españolas. Los principales motores de la zona están al borde de la recesión y también ellos han recortado de forma notable sus compras en el extranjero en lo que va de año. Sin duda por esta causa, las exportaciones de España al conjunto de la UE rebajaron su cuota hasta el 64,5% del total, y apenas crecieron el 3,5% en comparación interanual, frente al fuerte incremento del 32,5% de las ventas al resto de los países.

Diversificación geográfica

Las políticas del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio para el fomento de la exportación ponen el foco en la necesaria diversificación geográfica. El objetivo es que al final de la legislatura actual, uno de cada tres euros que se exporten se haga en mercados fuera de la Unión Europea. Con este fin se va a añadir a los once Planes Integrales de Desarrollo de Mercado uno nuevo, dirigido a los países del Consejo de cooperación del Golfo, y en especial a los Emiratos. Y el Plan China+ reforzará las actuaciones de España en ese país.

Vender más en China se ha convertido en un objetivo urgente: el déficit comercial acumulado en los siete primeros meses de este año asciende a 10.430 millones de euros, y estaba creciendo a un ritmo anual del 15,6%. En julio, el mes que ha reforzado la confianza en una mejora del sector exterior, las cosas no cambiaron en estos intercambios, porque los números rojos de la cuenta de España volvieron a crecer el 15,7%.

En una reciente comparecencia en el Senado, el ministro Miguel Sebastián comentó también que la expansión comercial exterior española se beneficiará de los proyectos de mejora de la imagen del país. Informó que Made in Spain, made by Spain -Hecho en España, hecho por España-, un plan que pretende aprovechar las sinergias de todas las actividades que los distintos departamentos administrativos llevan a cabo en el exterior, ya tiene muy avanzado el desarrollo para su aplicación en Estados Unidos. Anunció que, si alcanza el éxito deseado, se llevará a cabo también en otros mercados.

Etiquetas