Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS

El BCE responde a Díaz Ferrán que no hay que trabajar más, sino mejor

José Manuel González-Páramo, único representante español en el Comité Ejecutivo de la entidad, asegura que lo determinante para salir de la crisis es ser "más productivos".

Arrecian las críticas contra el presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, por afirmar que los españoles tendrán que trabajar más horas y ganar menos dinero para superar la crisis económica. Esta vez las invectivas le llegaron desde un organismo tan solvente como el Banco Central Europeo (BCE). El único representante español en su Comité Ejecutivo, José Manuel González-Páramo, aseguró ayer que no es imprescindible trabajar más, sino «trabajar mejor» y ser «más productivos».

González-Páramo indicó, en declaraciones a TVE, que pensar que la productividad de las empresas mejorará a base de alargar las jornadas laborales y pagar menos a los empleados es «simplificar» en exceso las cosas. Admitió que España está entre los países europeos que más competitividad han perdido en los últimos años y abogó por recuperarla. Pero la necesidad o no de estirar los horarios para lograrlo dependerá de la habilidad de los empleados a la hora de adaptarse al uso de nuevas tecnologías, explicó e insistió en la necesidad de que el trabajo sea más eficiente y productivo.

En cuanto a la reforma laboral aprobada por el Gobierno, indicó que si se "bloquea" dicha reforma, como están solicitando los sindicatos, las perspectivas que tiene el empleo en España de recuperarse son "bastante limitadas".

"Creo que es un escenario poco imaginable (su retirada) desde el punto de vista de sostener la recuperación, porque es evidente que el mercado laboral español es el más disfuncional de Europa, con una tasa de paro que es el doble de la media europea", destacó el miembro del BCE.

Sobre la reforma de las pensiones, dijo que le llama la atención que se discuta en España la necesidad de ampliar la edad de jubilación hasta los 67 años, y afirmó que es de "pura responsabilidad" adaptar el momento de retiro de la vida laboral a la esperanza de vida. "Es absolutamente de cajón restaurar la justicia intergeneracional en el sistema de pensiones", añadió.

"Exigir a los que más tienen"

La respuesta más tibia le llegó a Díaz Ferrán del Gobierno, que en mayo decretó precisamente una bajada de sueldo para todos los empleados públicos dentro de su programa de ajustes para reducir el déficit. La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, eludió opinar sobre las declaraciones del líder de CEOE y se limitó a afirmar que «el Gobierno siempre ha defendido que todos los ciudadanos tienen que trabajar de manera solidaria en la salida de la crisis». «Eso significa que debe exigirse un mayor esfuerzo a las personas que más tienen frente a los que están en situación de mayor dificultad», zanjó.

Los trabajadores afectados por la quiebra del Grupo Marsans, propiedad de Díaz Ferrán, que reclaman desde hace meses los sueldos que les corresponden, fueron bastante más explícitos. Respondieron a su antiguo patrón que para que la economía remonte lo más importante es que los empresarios paguen a sus empleados.

Etiquetas