Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS

El BBVA prevé una mejora de la economía

Informa de que España ha logrado «ir esquivando la recesión», pero tendrá que esperar al 2012 para ver aumentar la ocupación en términos netos.

El servicio de estudios del BBVA cree que la economía española repuntará un 0,9 % del PIB en 2011, pero esta vuelta a la senda del crecimiento no será suficiente para mejorar la tasa de desempleo, que subirá hasta afectar al 20,6 % de la población activa.

El economista jefe de BBVA Research, Rafael Doménech, explicó que España ha logrado «ir esquivando la recesión», pero tendrá que esperar al 2012 para ver aumentar la ocupación en términos netos, y al menos un año más para que la tasa de paro baje del 20 %.

Los 100.000 empleos netos que se crearán «en el mejor de los casos» para el segundo semestre de 2011 no mejorarán la tasa de desempleo, advierte el banco, porque se perderán por otro lado. La ligera recuperación económica de este año que comienza, y que el BBVA sitúa en un 0,9 %, seguirá caracterizada por la debilidad de la demanda interna y el impulso de la externa.

Resulta algo más pesimista que la previsión de crecimiento del Gobierno, del 1,3 %, por encima de las del Fondo Monetario Internacional (0,6 %), la OCDE (0,9 %) y la Comisión Europea (0,7 %).

El servicio de estudios destaca que en España el sector exterior está resultando tan importante para sortear esta crisis como lo fue a principios de los años 90, incluso «de manera mucho más virtuosa», ya que ahora se debe al esfuerzo de las empresas y no a la devaluación artificial de la moneda.

Pero el principal lastre para la economía española seguirá siendo la explosión de la burbuja inmobiliaria, que provocará que la vivienda continúe su ajuste, aunque de manera más moderada. El banco confía en que entre finales de este año y principios de 2012 la construcción haga de nuevo una contribución positiva al crecimiento.

El servicio de estudios alaba las medidas adoptadas por el Gobierno para mejorar la competitividad de la economía española, entre las que destaca la reestructuración del sector financiero, la reforma de las pensiones y el cumplimiento de los objetivos fiscales.

El cálculo del BBVA es que la banca española necesitará entre 13.000 y 17.000 millones de euros para alcanzar al menos un capital básico del 8 % de sus activos ponderados por riesgo, exigencia con la que el Gobierno quiere restaurar la confianza del sistema financiero.

Sobre la reforma de las pensiones, a su entender mejora las perspectivas sobre las finanzas públicas a medio plazo, pero probablemente requerirá ajustes adicionales.

Esta reforma «no elimina totalmente la posibilidad de que el sistema pueda entrar en déficit», advierte el BBVA, antes de que acabe el periodo de transición para aplicar plenamente los cambios, estipulado entre 2013 y 2027.

Por otro lado, a juicio del banco el Gobierno logrará cumplir sus objetivos de déficit (- 9,3 % en 2010 y - 6,0 en 2011) pero es importante que siga sin permitirse que las comunidades autónomas que no cumplan con el ajuste presupuestario emitan deuda nueva.

Además, apoya ligar los salarios a las condiciones de cada empresa y a su productividad, en lugar de vincular los sueldos a la subida del IPC, como se hace hasta ahora en España. Este punto «clave» debería incluirse a su juicio en el proceso de reforma de la negociación colectiva. «Las cláusulas de revisión salarial tenían sentido en un entorno de alta inflación doméstica, un tipo de cambio flexible y una economía cerrada» pero «durante los últimos 20 años la incertidumbre se ha reducido considerablemente», dice el BBVA.

En cuanto a 2010, a falta de los datos definitivos que se conocerán el próximo viernes, el banco cree que «habría culminado con un descenso del PIB en torno al 0,2 %», que aunque supone «prácticamente un estancamiento de la actividad económica, está por encima de las previsiones existentes a comienzos» del año pasado.

Etiquetas