Despliega el menú
Economía

MACROECONOMÍA

El Banco de España rebaja al 2,5% su previsión de crecimiento para este año

Admite que el recorte, coincidente con el de los expertos y seis décimas menos de lo que espera el Gobierno, es "importante".

La economía española va cada vez a menos, aunque desde los organismos oficiales todavía nadie habla de crisis y sólo se admite, como mucho, una desaceleración "más fuerte" de la que se estimaba a principios de año. El último en rebajar con claridad su previsión de crecimiento del producto interior bruto (PIB) para 2008 es el Banco de España, que la sitúa ahora en el 2,5%, seis décimas menos de lo que espera el Gobierno, si bien desde el Ministerio de Economía y Hacienda ya se ha sugerido que este dato será rebajado en verano, de cara al inicio de la elaboración de los Presupuestos Generales de 2009.

El gobernador del instituto emisor, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, aprovechó su presencia este lunes en Las Palmas -donde pronunció una conferencia- para confirmar lo que ya se esperaba desde hace días. Que la institución que dirige acometerá un recorte "importante" en sus previsiones macroeconómicas, tanto de cara a este ejercicio como al que viene, donde considera que el PIB sólo avanzará en torno al 2,1%. "Que duda cabe que España está en un proceso de desaceleración, pero con la intensidad que nosotros creemos" que, a su juicio, es claramente inferior a la que se registrará en la mayoría de los países de la 'zona euro'.

También apuntó, no obstante, que "cualquier crecimiento por encima del 2% es verdaderamente un buen dato", sobre todo si se tiene en cuenta la crisis financiera internacional y el retroceso que han sufrido algunas de las principales potencias económicas, en clara referencia a Estados Unidos aunque sin nombrarlo. "A muchos países les gustaría tener nuestras cifras, pues no parece que el resto de Europa vaya a llegar a ellas", añadió el gobernador, quien matizó que "lo que pasa es que venimos de donde venimos" (el PIB creció un 3,8% en 2007) y cualquier comparativa en este sentido resulta mala.

Los nuevos datos elaborados por el Banco de España serán dados a conocer con profusión este martes dentro de un informe que, a partir de ahora, remitirá con carácter anual al Gobierno en cumplimiento de la reformada ley de estabilidad presupuestaria. Su publicación se produce apenas una semana después de que el panel de previsiones de la Fundación de las Cajas de Ahorro (FUNCAS), elaborado tras consultar a los expertos de 14 instituciones y servicios de estudios españoles, también diera como consenso que el PIB apenas aumentaría un 2,5% este año y sólo un 2,1% el próximo.

Frenazo del consumo

Según FUNCAS, que consulta con periodicidad bimensual a los principales expertos, la mayoría coincide ahora en que la desaceleración económica será "más intensa" en España que en Europa, pese a que hasta el momento gozaba de más fuerza la opinión contraria. El "culpable" es el fuerte frenazo del consumo privado, que apenas avanzaría un 2,3% este año (menos de la mitad que el público, con una tasa del 4,9%), lo que unido a la notable ralentización de la inversión (2,1%), han hecho mella en una demanda nacional que sólo aumentaría un 2,8%, tres décimas menos de lo que pensaban en enero.

En la construcción las cosas irán claramente peor, con un mínimo descenso en su inversión (-0,1%), mucho más abultado en 2009 (-0,9%), si bien la industria no conseguirá tomar su relevo como motor económico del país, con un avance de apenas un punto en su actividad y un ritmo inversor en bienes de equipo inferior al esperado (5,9%). En materia de precios, además, los expertos (de BBVA, Santander, La Caixa, las Cámaras del Comercio o el propio Instituto de Crédito Oficial, entre otros) piensan que la inflación cederá poco, por lo que sitúan su subida media anual en el 3,6%, aunque para 2009 la rebajan al 2,6%.

Etiquetas