Despliega el menú
Economía
Suscríbete

RECESIÓN ECONÓMICA

El Banco de España considera que aún falta mucho para que se cree de empleo

El director del Servicio de Estudios del regulador cree que la economía sigue aún vigilada muy de cerca por los mercados.

El Banco de España descarta que la economía nacional tenga suficiente impulso en el corto plazo como para poder crear empleo. Queda así lejos la verdadera llave que abriría la puerta de la recuperación. El organismo alerta, una vez más, de la necesidad de no abandonar la senda de las reformas estructurales y advierte de que España sigue vigilada de cerca por los mercados internacionales.

El director del Servicio de Estudios del regulador, José Luis Malo de Molina, resaltó en un acto organizado por 'El Nuevo Lunes' y la gestora de Santander que la situación macroeconómica es aún delicada. "No cabe esperar que el crecimiento sea lo suficientemente dinámico a corto plazo como para empezar a generar empleo", sentenció en la víspera de la publicación de la Encuesta de Población Activa. Y fue más lejos, al asegurar que "aún estamos en una fase de contracción" en lo que se refiere a la generación de nuevos ocupados. En ese escenario, Malo de Molina llamó al Gobierno a "perseverar y profundizar" en su línea de política económica ya que, advirtió, "no se descartan nuevos episodios de inestabilidad en los mercados".

Todo un aviso a navegantes para que el Ejecutivo no pierda pulso en su intención de reformar las pensiones y tampoco abandone el desarrollo de la reforma laboral o afloje la presión en la reestructuración del sistema financiero.

"El calendario y el contenido de las reformas está establecido y la ambición en su implementación resultará decisiva para que la economía recupere el dinamismo", afirmó Malo de Molina, para apuntar a continuación que "en momentos como este" es cuando el camino abierto es más necesario que nunca.

El gran problema, explicó, es que aún no hay una alternativa clara al sector inmobiliario, que durante tanto tiempo ha levantado el PIB. La receta del regulador pasa entonces por mejorar la competitividad de las exportaciones y recortar gastos.

Etiquetas