Despliega el menú
Economía

EL FUTURO DE FIGUERUELAS

El aval aragonés a Opel se reduce a 160 millones

Junto con el del Gobierno central, la ayuda al fabricante alemán alcanzará los 300 millones de euros.

El Consejo de Gobierno ha aprobado un decreto-ley por el que, en cumplimiento de las condiciones que establece la Unión Europea, se fija en 160 millones de euros el aval que se concederá a General Motors y se deroga el anterior, aprobado en diciembre de 2008 por 200 millones de euros.

El decreto-ley autoriza al Gobierno de Aragón a prestar avales por un importe máximo de 160 millones de euros a empresas dedicadas a la fabricación de automóviles en Aragón, concesión que se realizará en garantía de las operaciones de préstamo o crédito que pueda concertar para la financiación de inversiones en Aragón destinadas a la ejecución de planes industriales que contemplen inversiones productivas.

El primer aval, aprobado por las Cortes de Aragón en diciembre de 2008, se concedió en garantía de las operaciones de préstamo o crédito que pudiera concertar GM con entidades de crédito por hasta 200 millones de euros, para la financiación de inversiones vinculadas a la puesta en marcha de la producción del vehículo Opel Meriva en la factoría de Figueruelas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el consejero de Economía, Alberto Larraz, ha explicado que el Gobierno de España y el de Aragón se han visto "obligados" a modificar y adaptar al marco europeo los anteriores avales previstos para General Motors.

Dado que la aprobación del primer aval tuvo lugar al inicio del proceso de reestructuración de la multinacional y considerando que no tuvo en cuenta la normativa de la Comisión Europea, éste queda derogado.

Una orden conjunta de los Departamentos de Economía, Hacienda y Empleo e Industria, Comercio y Turismo determinará el procedimiento de concesión de los avales, así como los requisitos que deberán concurrir para su otorgamiento.

En el caso de General Motors, está prevista la firma de un convenio entre los ejecutivos central y aragonés y la empresa automovilística que dará inicio al procedimiento para la concesión del aval, que culminará con la firma ante notario antes del verano, ha dicho Larraz.

Se establece un tope de 160 millones de euros, cantidad que incluso podría ser menor, según Larraz, teniendo en cuenta que la cuantía máxima fijada para aportar entre ambas administraciones es de 300 millones de euros.

La disminución de la cantidad avalada se debe, ha explicado el consejero, a que la matriz ha incrementado las aportaciones a las plantas de fabricación europeas, entre ellas la de Figueruelas (Zaragoza) que necesitan por tanto de menos ayudas públicas.

El Gobierno de Aragón considera esencial, como una de las prioridades de su política económica e industrial, apoyar a un sector que se muestra como un elemento estructural de la economía aragonesa y lo hace arbitrando una línea de ayudas en forma de aval a las empresas que forman parte de este sector, con el fin de garantizar el crecimiento económico y el empleo así como la cohesión territorial de Aragón, indican fuentes del Ejecutivo.

Etiquetas