Despliega el menú
Economía

AUTÓNOMOS

El antiguo INEM crea una ventanilla electrónica para el registro de los contratos de los autónomos con su cliente

Más de 310.000 trabajadores por cuenta propia que reciben, al menos, el 75% de sus rentas de una sola empresa, están obligados a inscribir su relación. La anotación da derecho a vacaciones e indemnización por ruptura del acuerdo.

Los autónomos que reciben, al menos, el 75% de sus rentas de un solo cliente (empresa o persona) podrán registrar su contrato de actividad vía nuevas tecnologías. Para ellos, el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE), antiguo INEM, ha creado una ventanilla electrónica que les ahorra tiempo y trámites y les evita presenciarse en las oficinas correspondientes. Además, la inscripción -de obligado cumplimiento- les da, entre otros derechos, 18 días de vacaciones al año e indemnización por la ruptura del acuerdo. Estos trabajadores por cuenta propia, conocidos como autónomos económicamente dependientes (TAED), suponen alrededor del 10% del total, unos 310.000 ocupados.

La figura del económicamente dependiente tiene su origen en el Estatuto del Trabajo Autónomo, que entró en vigor el 12 de octubre de 2007. Los contratos existentes con anterioridad a esa fecha no podrán registrarse hasta la entrada en vigor del decreto que desarrolle el Estatuto. Una vez aprobado el reglamento correspondiente, estos autónomos tendrán seis meses para dar a conocer su situación y el cliente, un año para ratificar las condiciones del contrato.

Los nuevos autónomos económicamente dependientes tienen la obligación de inscribirse en las oficinas del SPEE. El registro es y será estatal, aunque posteriormente las comunidades que lo deseen se encargarán de su gestión, a cambio de la entrega de recursos económicos. De momento, sólo un millar de trabajadores por cuenta propia ha llevado sus contratos al antiguo INEM.

Efecto de la externalización

Ahora, a través de la página www.inem.es, tras entrar en la oficina virtual, en el registro electrónico y en el apartado TAED, el interesado rellenará el formulario requerido para el registro. Esta tarea podrá ser realizada por el trabajador, el cliente o un representante de ambas partes, lo que implicará adjuntar un poder de representación.

Los sectores donde predomina el TAED son seguros (agentes) y transportes, aunque son numerosas las áreas productivas donde existe este tipo de autónomo. Su expansión obedece a que las compañías cada vez con mayor frecuencia sacan fuera de su ámbito actividades que antes realizaban sus plantillas (ventas, traslado de mercancías, limpieza, mantenimiento, funciones administrativas, etc.). El Gobierno expuso, en su día, la esperanza de que la nueva regulación frene el trasvase de asalariados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social.

En la elaboración del futuro real decreto, intervienen, junto con Trabajo, los Ministerios de Justicia, Economía y Hacienda, Fomento, Administraciones Públicas e Interior. El texto pasará a las comunidades, a las organizaciones de autónomos, y a las patronales y sindicatos más representativos. Después, el documento resultante irá al Consejo de Estado. En resumen, la norma será operativa antes de verano.

Etiquetas