Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AHORRO

El ahorro de las familias españolas se mantendrá o repuntará ligeramente

El ahorro de las familias españolas se mantendrá en los niveles actuales o incluso repuntará ligeramente en los próximos trimestres, ya que se espera un descenso del consumo en lo que queda de 2009 y en 2010, así como un aumento de la tasa del paro.

Así se desprende del análisis de la evolución del ahorro de las familias españolas, un documento elaborado por el Servicio de Estudios de Caja Inmaculada (CAI) con motivo del Día Universal del Ahorro, que se celebra hoy, 31 de octubre.

Así, los expertos esperan que en el medio plazo la tasa de ahorro de los hogares españoles se mantenga en los niveles actuales o incluso repunte ligeramente en los próximos trimestres.

Esto se debe a que "aunque la tasa de crecimiento de la renta de los hogares sea cada vez menor, el consumo continuará descendiendo en lo que resta de 2009 y buena parte de 2010", además de que "la tasa de paro seguirá aumentando hasta alcanzar su máximo en 2010, en que superará el 20%", se explica en el informe.

La tasa de ahorro ha repuntado fuertemente en el año 2009 hasta alcanzar "niveles máximos" y se ha intensificado el crecimiento que inició hace un año, como consecuencia del "fuerte descenso" del consumo ante un entorno económico "difícil".

Según los analistas de la CAI, la causa de este aumento del ahorro es el fuerte descenso del consumo debido al cambio de comportamiento de las familias, que prefieren ahorrar ante un entorno económico difícil.

Respecto al ahorro de los hogares aragoneses, tradicionalmente se ha situado muy próximo a la media española, pero en el segundo trimestre de 2009 Aragón ha sido la segunda Comunidad Autónoma donde los depósitos han crecido más, un 8,5 por ciento, sólo superado por Cataluña (8,8%).

Según el citado informe, la crisis económica y la disminución de la riqueza de los hogares, que desincentiva el gasto, entre otros factores, han motivado este fuerte aumento de la tasa de ahorro de las familias españolas en 2009.

Así, en el segundo trimestre del año fue del 17,5 por ciento de la renta bruta disponible, frente al 11 por ciento del segundo trimestre del 2008.

"Este nivel de ahorro es el máximo de la serie histórica de que se dispone (desde el cuarto trimestre de 2001), y confirma el cambio de tendencia iniciado a comienzos de 2008, cuando ya empezó a percibirse un aumento de la tasa de ahorro de los hogares españoles", explican los analistas.

La principal causa del aumento del ahorro ha sido la caída del consumo, provocada por el deterioro del mercado laboral, además del "efecto riqueza", es decir, que los hogares han visto cómo sus activos (financieros e inmobiliarios) perdían valor, desincentivando el gasto.

La reducción de los precios (que acumulan siete meses consecutivos de caídas) y la disminución de los tipos de interés, que implica una menor carga financiera, también permite a los hogares destinar mayor proporción de su renta al ahorro.

Según este informe de la CAI, el repunte del ahorro no es un fenómeno aislado de la economía española, ya que la tasa de ahorro de los hogares europeos también ha aumentado considerablemente en el segundo trimestre de 2009, un 16,5 por ciento en la zona euro y un 14,4% en la UE-27 (2,3 y 3,3 puntos porcentuales más, respectivamente, que en el mismo periodo del año anterior).

Aunque España ha presentado tasas de ahorro más bajas que el conjunto de sus socios europeos, esta tendencia se ha roto en el segundo trimestre de 2009, cuando la tasa de ahorro española ha superado la media de la zona euro.

Entre las familias más ahorradoras se encuentran las de Alemania, Francia o Italia, mientras que los países anglosajones, como Reino Unido, Irlanda o Estados Unidos, se caracterizan por presentar tasas de ahorro muy bajas.

Etiquetas