Despliega el menú
Economía
Suscríbete

A fondo

¿Dónde aplicar mayor carga fiscal?

.

Hay dos vías fundamentales para gravar más las rentas más altas, según explicó ayer José María Mollinedo, secretario general de los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha): el Impuesto sobre la Renta y el de Patrimonio que se suprimió a finales de 2008. Pero, junto con estos dos, habría más subidas de impuestos que el Gobierno podría estar barajando. Este sería el listado inicial:

 

1. Impuesto de Patrimonio. Hasta la propia vicepresidenta económica Elena Salgado reconocía hace dos meses que el Ejecutivo podría haberse equivocado al suprimirlo: "Si hubiéramos previsto esta crisis, tal vez no lo hubiéramos eliminado". Este tributo se aplicaba a los patrimonios superiores al millón de euros. Ahora, la propuesta de Gestha pasa por recuperarlo para las personas con un patrimonio superior a 1,5 millones de euros, unos 47.000 contribuyentes, según Mollinedo, con lo que las arcas públicas podrían recuperar casi 1.400 millones de euros.

 

2. IRPF. Aunque la idea del Gobierno pasaría por elevar del 43% actual al 45% el último escalón de renta que se aplica a rendimientos del trabajo de aquellos que ganan más de 53.000 euros al año, para no hacer caer el peso del gravamen sobre las clases medias Gestha considera que sería más razonable subir el IRPF solo a la personas con ingresos superiores a los 600.000 euros. "Si se les elevara la tarifa al 50%, el Gobierno podría recaudar 252 millones de euros de unos 9.000 contribuyentes con esos ingresos. Otra opción sería bajar el escalón de corte y gravar a las personas con ingresos superiores a los 300.000 euros, lo que supondría, según este experto de Gestha recuperar unos 1.000 millones de euros. Por otra parte, a su juicio, al Gobierno también le quedaría margen para elevar hasta el 24% -el mínimo que grava el resto de rendimientos- las rentas del capital fijadas hoy en el 19% los primeros 6.000 euros y el 21% a partir de ahí, según la modificación de la Ley de PGE de 2010, aplicada desde el 1 de enero, ya que antes de esa fecha el tipo único era del 18%. "Esto evitaría que personas con rentas superiores a 200.000 euros tributen al 18% y un mileurista al 24%", dijo Mollinedo.

 

3. SICAV. Muy polémicas porque siempre han tenido una tributación muy reducida, del 1% de sus beneficios. Para las Sociedades de Inversión Colectiva de Capital Variable el Gobierno podría plantearse un aumento de la tributación. Gestha considera que debería ser del 5%.

 

4. Impuesto de Sociedades. Zapatero está estudiando imponer a las compañías la creación de un fondo para despidos como el austríaco. Sin embargo, la propuesta de Gestha pasa por aumentar en cinco puntos, del 30% al 35%, este impuesto a las sociedades que facturen más de 100 millones de euros. "Afectaría a algo menos de 2.000 sociedades y podría recuperar el Estado unos 1.000 millones de euros", precisó Mollinedo. En su opinión, se "equilibraría así la situación ya que aunque el impuesto es del 30% después de las deducciones , el gravamen que se aplica sobre los beneficios es del 20" para las grandes empresas mientras que para las pymes es mayor, del 26%.

5. Impuesto de Sucesiones. Transferido a las Comunidades Autónomas que en la mayoría de los casos -salvo Cataluña y Extremadura- tienen bonificaciones del 90% o 99%, el Gobierno central tiene poco margen de actuación sobre este tributo, aunque el Instituto de Estudios Fiscales le haya recomendado establecer un mínimo común para todas las regiones, algo difícil de aplicar ya que las autonomías han centrado en este impuesto su carrera de rebajas fiscales.

 

6. Impuestos Especiales. A pesar de que el Ejecutivo ya subió los impuestos al tabaco y los hidrocarburos el verano pasado, podría estar pensando en volver a hacerlo. Desde Gestha aseguran que esta era su alternativa a la subida del IVA: que se gravase más el alcohol y el tabaco, pero advirtió de que el problema con la subida en los combustibles sería que al final repercutiría en los clientes y eso podría tener su coste inflacionista.

 

7. Tasas a la banca. Es algo que ya se discute en la UE y que España podría adoptar, ya que según Gestha un aumento de cinco puntos en el tipo impositivo a 295 entidades financieras podría aportar 1.285 millones de euros. Con toda probabilidad, la implantación de la conocida como tasa Tobin será discutida en el próximo G-20 que se celebra en Toronto el mes próximo.

 

8. IVA. Es improbable una nueva subida ya que aún no ha entrado en vigor la prevista para julio, con un aumento del tipo general del 16 al 18%.

 

9. Fiscalidad verde. Aunque apuntada en la ley de Economía Sostenible del Gobierno, está "muy verde todavía", según Gestha, ya que necesitaría de un gran pacto entre Gobierno y oposición- para su aplicación en procesos contaminantes.

Etiquetas