Despliega el menú
Economía

SEGURIDAD SOCIAL

Dolores Martín: "La morosidad con la Seguridad Social se ha duplicado hasta marzo"

Frente al aumento de las empresas con problemas para pagar, la Administración negocia aplazamientos de pago

Dolores Martín, directora provincial de la Tesorería, en su despacho del Camino de las Torres.
Dolores Martín: "La morosidad con la Seguridad Social se ha duplicado hasta marzo"
carlos moncín

Dolores Martín, nacida en Madrid en 1959 pero aragonesa de adopción es licenciada en Derecho por la Universidad de Zaragoza. Su trayectoria se ha desarrollado en la Administración, en cuyo Cuerpo Técnico entró en 1983 hasta su actual puesto de directora provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social. Este organismo ha reforzado la vigilancia de la economía sumergida a través del Observatorio del fraude, creado junto a la Inspección de Trabajo y en el que participan los agentes sociales.

¿Cuáles serían los sectores con mayor nivel de fraude?

A mi no me gusta mucho hablar de sectores de fraude porque el fraude se produce en todos los sectores. Me gusta más hablar de conductas fraudulentas. Las más frecuentes son que no se produzca el alta en la Seguridad Social y fundamentalmente la cotización por debajo de lo debido; camuflar conceptos que deben estar incluidos como dietas, kilometraje... Se habla siempre de la construcción, la hostelería, el transporte, que serían los tres grandes sectores, pero creo que hay que hablar más de conductas fraudulentas.

Las empresas y los trabajadores a veces se culpan mutuamente, ¿es difícil ponerlos de acuerdo?

Es difícil. A veces los intereses son diferentes. Se tiende a cargar las tintas contra los empresarios. Lógicamente el mayor peso dentro del sistema lo tiene el Régimen General, en el que el sujeto obligado a cotizar es la empresa. Entonces, parece que siempre centramos el punto de mira allí. Pero, en definitiva, al final los trabajadores y las organizaciones sindicales cumplen también un papel de vigilancia. Lo que yo creo que sí que hay es una idea general por parte de todos los agentes sociales de la importancia del cumplimiento de las obligaciones. Eso sí que se ha ido generando en los últimos años, una idea por parte de todo el mundo de que las obligaciones de Seguridad Social hay que cumplirlas.

Pero en la situación económica actual, ¿han notado un aumento del fraude?

Es evidente que una situación de crisis hay más posibilidad de que esas conductas fraudulentas se potencien. Quizá los trabajadores, por la situación en la que se puedan encontrar, sean menos exigentes con el cumplimiento por parte de la empresa de las obligaciones. Es interesante recalcar que quizás también por la actuación que hemos tenido en los últimos años, por parte de la Tesorería y la Inspección, las empresas son muy conscientes de que si no cumplen se actúa. Quizá la diferencia con la crisis de 1992, que estamos observando en este momento, es que las empresas cuando tienen dificultades no dejan de cumplir sus obligaciones y ya está, sino que un porcentaje muy elevado intenta buscar una solución.

¿Cuáles serían las opciones para una empresa con problemas?

Nosotros hacemos un seguimiento de los primeros descubiertos de las empresas que vienen siendo tradicionalmente cumplidoras. La mayor dificultad que tienen las empresas ahora es la falta de liquidez, por la imposibilidad de acceder al crédito. Esto en muchos casos les está llevando a una situación en la que no pueden hacer frente al pago de sus obligaciones. Nos ponemos en contacto con la empresa para citarla e intentar ofrecerle una solución. Lo que intentamos es evitar que se produzcan bolsas de fraude de tal calibre que hagan inviable una solución. En la que más estamos incidiendo es en el aplazamiento del pago de las cuotas.

¿Qué previsiones tienen respecto al impago de las cotizaciones?

La tasa de morosidad es buena en comparación con la tasa de morosidad de las entidades financieras, aunque está empeorando. A nivel nacional, el año pasado la tasa de morosidad de la Tesorería (las cotizaciones que se dejaron de ingresar) fue del 1,03%, que es baja y en Aragón todavía más, ya que fue del 0,59%. A marzo de 2009 se ha duplicado la morosidad hasta el 1,85% en España y el 1,26% en Aragón, que sigue siendo baja, pero marca una tendencia. La previsión a nivel nacional está en llegar al 2,5% ó 3% hasta diciembre.

Estos últimos meses en los que ha mejorado el dato del paro, ¿pueden ser un respiro?

Al incrementarse la afiliación, lógicamente mejora la recaudación. Pero de aquí a final de año, la verdad es que es difícil que se incremente la recaudación. En mayo subió la afiliación, en junio parece que cayó un poco, sobre todo en autónomos. También, donde más se incrementa la morosidad es en el régimen de autónomos.

¿En qué posición está Aragón?

Aragón es una región tradicionalmente cumplidora de sus obligaciones con la Seguridad Social, en general. Está entre las de menor tasa de morosidad del Estado. Hay una conciencia de cumplimiento importante.

Ante esta situación, ¿cómo encaja la rebaja de las cotizaciones que piden los empresarios?

No parece que sea algo que en este momento vaya a producirse. Es una reivindicación tradicional de los empresarios pero que parece que desde el Gobierno hay un rechazo del tema.

Etiquetas