Despliega el menú
Economía

OPEL

Discrepancias entre la dirección y el comité de GM-España sobre el calendario laboral

La dirección y el comité de empresa de General Motors (GM) España siguen manteniendo posturas diferentes sobre el calendario laboral para los próximos años, tras la reunión de la mesa de negociación del convenio laboral celebrada este martes en su planta de Figueruelas.

La semana pasada, la dirección de la empresa lanzó una propuesta al comité en la que establecía que se parara la producción durante cuatro semanas en la cadena del Opel Meriva y dos en la cadena del Opel Corsa, produciéndose durante una semana un traspaso de trabajadores de una cadena a otra y cerrando totalmente la planta sólo durante dos semanas.

En una reunión, el comité de empresa decidió, con los votos de Comisiones Obreras (CC.OO.), la Unión Sindical Obrera (USO) y la Organización Sindical de Trabajadores de Aragón (OSTA), rechazar esta propuesta y lanzar una contrapropuesta consistente en mantener el calendario como se establece actualmente, cerrando la planta completamente durante la última semana de julio y las dos primeras del mes de agosto.

El delegado sindical de CC.OO., Antonio Carvajal, señaló que el motivo que les ha llevado a votar en contra de la propuesta de la dirección ha sido la cercanía de las fechas vacacionales que dificulta la posibilidad de llevar el reciclaje de una planta a otra, lo que les obligaría a hacer la formación en los sábados.

La dirección manifestó su intención de mantener el calendario propuesto por ellos, por lo que se evidencia el primer punto de fricción entre comité y dirección. Carvajal informó de la posibilidad de trasladar esta cuestión a los juzgados si la dirección mantiene su propuesta.

La próxima reunión de la mesa tendrá lugar el jueves, 24 de abril, y en ella se expondrán las propuestas acerca del régimen personal de los trabajadores. Estos últimos presentarán las medidas recogidas en la plataforma unitaria que hacen referencia a la conciliación de la vida familiar y laboral, a los permisos de maternidad y paternidad, y a la igualdad entre hombre y mujeres, entre otras cosas.

La huelga de un proveedor afecta en EE.UU.

General Motors informó que debió parar la producción en dos plantas estadounidenses ante la falta de componentes por la huelga que afronta el fabricante American Axle & Manufacturing. Las fábricas afectadas son las de Oshawa (Canadá) y Willow Run (EE.UU.).

General Motors (GM) se vio obligada a cancelar un turno de trabajo en la planta canadiense, que produce los modelos Chevrolet Impala y Buick LaCrosse.

En la planta de Willow Run produce transmisiones automáticas que son utilizadas en SUV y "pickup".

La huelga, que se inició hace ocho semanas, afecta de una forma u otra a cerca de 30 plantas de producción de General Motors.

Los poco más de 3.500 trabajadores de American Axle & Manufacturing, cuyo principal cliente es GM, se declararon en huelga por una disputa salarial con la empresa lo que ha detenido la producción en las cinco plantas estadounidenses de la compañía.

American Axle & Manufacturing quiere recortar los salarios de sus trabajadores un 50 por ciento y pasar de 28 dólares la hora a 14 dólares la hora, una cifra similar a lo acordado el año pasado entre General Motors y el sindicato United Auto Workers (UAW).

Etiquetas