Despliega el menú
Economía

OPEL

Dirección y comité de empresa rompen las negociaciones sobre el nuevo ERE en Figueruelas

La dirección la planta de General Motors (GM) en Figueruelas y el Comité de Empresa han firmado el acta de ruptura de las negociaciones para el nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) y será ahora la autoridad laboral quien decida sobre su aprobación o no.

El presidente del Comité de Empresa, José Juan Arceiz, ha explicado que la representación de los trabajadores ha comunicado a la dirección, en la reunión mantenida este martes, el rechazo unánime del Comité a las condiciones propuestas por la dirección para el nuevo ERE.

La empresa planteaba un complemento a la prestación por desempleo del 12,5 por ciento del salario base, una propuesta que limitaría la percepción económica de los trabajadores durante los días de ERE a entre el 60 y el 70 por ciento de sus salarios.

El Comité de Empresa estaba dispuesto a llegar a un acuerdo si el complemento ofrecido por la dirección supusiera que los trabajadores percibían el 80 por ciento de sus salarios.

La dirección de GM ha comunicado al Comité de Empresa que no podía asumir este complemento, mientras que la representación de los trabajadores no estaba dispuesta a pactar un complemento que no supusiera llegar al 80 por ciento del salario, por lo que las negociaciones se han roto en la reunión de este martes y se ha firmado el acta de ruptura.

El nuevo ERE, el tercero en menos de un año, afectará a la totalidad de la plantilla, compuesta por 7.500 personas, durante quince días. 

En los próximos días el Comité de Empresa, según Arceiz, presentará el contrainforme a la memoria elaborada por la dirección, que será "muy similar" al que se elaboró cuando GM planteó el segundo ERE.

A partir de ahora será la autoridad laboral competente, es decir, el Departamento de Trabajo de la Diputación General de Aragón, quien determine si acepta o no este nuevo expediente de regulación.

El primer expediente aprobado en GM en el último año sí que preveía un complemento por parte de la empresa a las prestaciones por desempleo hasta el 80 por ciento de los salarios.

La planta de Figueruelas puso en marcha el primer expediente en noviembre de 2008, para un total de 600 puestos de trabajo durante un año, y el segundo, el pasado mes de diciembre para la totalidad de la plantilla durante diecisiete días.

Arceiz también ha explicado que siguen su curso las negociaciones entre el fabricante automovilístico y los tres inversores que han presentado ofertas para hacerse con General Motors Europa (el consorcio austríaco-canadiense Magna, el chino BAIC y la sociedad belga de inversiones RHJ International) y que la intención de la compañía es tomar una decisión esta misma semana.

Etiquetas