Economía

Quiebra de la aerolínea

Declaran el concurso de Spanair con 3.000 acreedores

El juez ha decidido tramitar su cierre como un concurso voluntario al considerar que de esta manera se protege mejor a los 2.500 trabajadores.

 El juzgado mercantil número 10 de Barcelona ha declarado el concurso voluntario de la aerolínea Spanair, en el que se contabilizan hasta 3.000 acreedores, según el auto dictado por el juez que lleva el caso.

Pese a que también se habían presentado peticiones de concurso necesario, el juez ha decidido tramitar el cierre de Spanair como un concurso voluntario al considerar que de esta manera se protege mejor a los 2.500 trabajadores de la compañía.

Estos trabajadores están afectados además por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se ha presentado en el mismo juzgado.

El juez, que ha declarado el concurso como de "especial trascendencia", ha nombrado como administrador concursal al Grupo Gispert, Abogados y Economistas, que fue fundado, entre otros, por el ex conseller de Justicia durante el primer mandato de Jordi Pujol, Ignasi de Gispert Jordà.

El titular del juzgado mercantil está a la espera de que en los próximos días este pueda solicitar al juzgado que se asigne un segundo administrador concursal debido a la complejidad del procedimiento.

En la petición de concurso voluntario, la aerolínea declaró un pasivo de 474,1 millones de euros.

Etiquetas