Despliega el menú
Economía
Suscríbete

FUSIONES EN LAS CAJAS DE AHORROS

De 45 a 22 cajas en una semana

Once procesos de fusión están sobre la mesa y los tres mayores se han presentado en los últimos días.

Joan María Nin (La Caixa) y Josep Oliu (Banco Sabadell), ayer.
De 45 a 22 cajas en una semana
A. OLIVé/EFE

Las cajas de ahorros pisan el acelerador en su reestructuración. Once procesos de fusión de distintos tipos están en marcha en estos momentos entre cajas grandes y pequeñas para reforzar su posición. La insistencia dentro y fuera del sector desde hace meses para que se redujera el número de entidades está empezando a dar sus frutos. En una semana, las dos mayores cajas de España, La Caixa y Caja Madrid han apostado por liderar sendas fusiones, la primera de forma real y la segunda virtual. Sumada a la operación de Caja Mediterráneo (CAM) a comienzos de la semana, el sector ha pasado de 45 entidades a 22.

Las uniones han supuesto el 'hermanamiento' de comunidades tan lejanas como Madrid y Canarias en el Sistema Institucional de Protección (SIP) de la madrileña. En él hay otras entidades más cercanas como Caja Rioja, Caja Segovia, Caja Ávila y Laietana. El objetivo de evitar la duplicidad de oficinas y negocio ha propiciado estos acuerdos fuera de la comunidad. En este sentido, el presidente de Caja Rioja, Fernando Feltrán, afirmó ayer que si prospera el SIP "fortalecerá a la entidad riojana, que estará en mejor disposición de ayudar al desarrollo económico de esta comunidad". También aclaró que la operación está en fase preliminar y adicionalmente, en su caso, sujeta a la aprobación de los órganos de gobierno de las entidades y de las autoridades administrativas competentes. Mañana continuarán las conversaciones entre las entidades.

"Buena para Cataluña"

En el caso de La Caixa, la entidad ha preferido una fusión real y en casa con Caixa Girona. El director general de la mayor caja española, Joan María Nin, afirmó ayer que la operación "es buena para Cataluña y para La Caixa", así como "excelente" para las comarcas de Girona, que tendrán "refuerzo" en el servicio a las familias y empresas. En este sentido, aseguró que los acuerdos de fusión entre las cajas catalanas pueden servir de ejemplo para este tipo de operaciones en el resto del Estado. Nim destacó que el proceso se ha iniciado con un "principio de acuerdo" que "no es una operación firmada ni cerrada". Así, se mostró a la espera de que el Consejo de Administración de Caixa Girona dé el visto bueno mañana a la integración para seguir hablando, y no quiso anticipar acontecimientos dados "precedentes" como el de la misma Caixa Girona, que se descolgó de la fusión con Caixa Sabadell, Terrasa y Manlleu al final del proceso.

Sin embargo, el presidente de Unnim lamentó la decisión que ha tomado Caixa Girona. Salvador Soley cree que es "una lástima" que haya iniciado conversaciones para fusionarse con La Caixa. Caixa Girona rechazó, en una sorprendente sesión de su Consejo de Administración el pasado mes de marzo, fusionarse con las cajas que finalmente han configurado Unnim: Caixa Sabadell, Caixa Terrassa y Caixa Manlleu.

"Nuestro proyecto es un buen proyecto, está más avanzado y no se acaba de entender lo que ha pasado", señaló Soley.

Entre las reacciones sobre la reestructuración del sector financiero habló ayer el presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF). Simón Pedro Barceló, pidió que el proceso de fusiones vaya acompañado de mejoras en su organización y gestión, ya que algunas arrastran los "errores" de un exceso de politización y falta de profesionalización. Barceló criticó que el crédito sigue sin llegar a las pymes y autónomos.

Las cajas vascas

El proceso de fusiones parece llegar también al País Vasco, donde no ha habido movimientos desde que empezara la reestructuración del sector. El presidente de la alavesa Caja Vital, Gregorio Rojo, propuso ayer una "fusión virtual" con la caja vizcaína BBK y la guipuzcoana Kutxa, que permitiría a las tres entidades mantener sus propias naturalezas jurídicas, órganos de gobierno, sedes sociales, red de oficinas y marcas comerciales. En un artículo de opinión titulado 'La realidad nos lleva al compromiso' que publicó ayer el diario 'El Correo', Rojo plantea la creación de un "holding común y solidario". El presidente de Caja Vital afirmó que "tan negativo es permanecer de brazos cruzados como iniciar aventuras unilaterales que amenazan con crear desequilibrios insalvables entre tres cajas que siempre se han llamado hermanas". En su opinión, sería "incomprensible" que las cajas vascas actuaran de forma "autista" en este momento "crítico" y que fueran "las últimas en abordar la reconversión financiera que reclama este país".

El directivo reconoció que es una "lástima" que los anteriores intentos de integración de las cajas vascas hayan fracasado por "dificultades en la política" pero añadió que los tiempos han cambiado "drásticamente" y que "es hoy la economía la que se impone y manda".

Etiquetas