Despliega el menú
Economía

CRISIS

Medio milllón de despidos improcedentes en 2009

Para el presidente del Consejo Económico y Social, Marcos Peña, "no es lógico" que se haya dado una cifra tan elevada.

El presidente del CES, durante su intervención de ayer en Madrid .
Medio milllón de despidos improcedentes en 2009
EFE/JAVIER LIZóN

El presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, afirmó ayer que "no parece lógico" que en 2009 hubiera 424.607 despidos improcedentes y que los efectos de la crisis sobre el empleo han sido "devastadores". El presidente del CES facilitó estos datos durante su intervención en la jornada 'La reforma laboral. Las nuevas reglas del juego' organizado por Nueva Economía Fórum, donde señaló que el 31% de los 1.367.700 empleos destruidos en 2009 (los 424.607) fue por despidos improcedentes, frente al 56% (767.032) que se debieron a la extinción de contratos temporales.

Por otro lado, Peña denuncó que existe "un proceso de deslegitimación" contra los sindicatos "nocivo para el país".

Peña recordó que tanto las organizaciones sindicales como las patronales forman parte del "entramado constitucional" y, por eso, pidió que haya "más reconocimiento" hacia la labor de los sindicato e "incluso debería haber agradecimiento".

Sobre el hecho de que sindicatos y empresarios no hayan llegado a un acuerdo sobre la reforma laboral, Peña ha afirmado que "lo que socialmente se valora es el esfuerzo" y que cuando la patronal y los sindicatos se sentaron a negociar "nadie más en este país intentaba llegar a un acuerdo". Además, lamentó las críticas a la reforma laboral aunque opinó que la reforma de la negociación colectiva "es susceptible de mejora".

Acerca de la reforma fiscal, el presidente del CES ha dicho que si fracasan los procedimientos de ordenación y mejora, y la intensificación de la lucha contra el fraude no es suficiente, habrá que plantearse recuperar impuestos sobre la riqueza, revisar la fiscalidad sobre las Sociedades de Inversión Colectiva (Sicav), o la tasa medioambiental.

Por su parte, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, señaló que cuando los empresarios recurren mayoritariamente al despido improcedente, con un coste de 45 días por año, como ocurrió en 2009, "es fácil comprender que no han encontrado otra solución", lo que "prueba que el mercado de trabajo era obsoleto y que no se podían demostrar nunca las causas económicas para hacer un despido objetivo". En este sentido, insistió en que las empresas no han podido hacer uso del despido objetivo y recalcó que mientras no se clarifiquen las causas del despido económico en la reforma laboral, la situación no cambiará.

Etiquetas