Despliega el menú
Economía
Suscríbete

BROTES VERDES

Consumo e inversión anticipan la ligera mejoría

En el segundo trimestre del año aumentó el gasto de familias y empresas, lo que repercutió favorablemente en el PIB, que quedó en el -0,2%. Industria y servicios empezaron a repuntar.

Consumo e inversión anticipan la ligera mejoría
Consumo e inversión anticipan la ligera mejoría
áLVARO CALVO

El aumento del gasto de las familias y de las empresas aragonesas durante el segundo trimestre de este año anticipaba ya la ligera mejoría -o el final de lo peor de la crisis- de la economía aragonesa.

Según los datos recogidos en el último boletín trimestral de coyuntura del Departamento de Economía del Gobierno de Aragón, publicado ayer, la inversión en bienes de equipo mostró una tasa anual positiva por primera vez desde mediados de 2008 y creció un 1,1% en tasa anual. El boletín destaca que pese a tratarse de una "cifra modesta, resulta destacable por lo que puede significar de mejoría de las expectativas empresariales respecto a la evolución de la actividad en los próximos trimestres".

En cuanto al consumo de las familias, el documento recoge un aumento del 2% en tasa interanual. Este repunte invita también al optimismo, ya que este incremento se produce tras casi dos años de contracciones. También es verdad que hay que tomar con cierta cautela el dato, ya que puede deberse a que muchos hogares adelantaron sus compras y sus gastos ante la inminente subida del IVA, el 1 de julio.

Tal y como puede verse en el estadillo que acompaña a esta información, desde el punto de vista de la demanda, la mejoría experimentada en el segundo trimestre del año descansó en el repunte del consumo privado y de la inversión empresarial, mientras la inversión en construcción intensificó su ajuste. Por su parte, el sector exterior continuó contribuyendo positivamente al crecimiento (las exportaciones aumentaron en tasa interanual un 10,3% y las importaciones lo hicieron el 16,1%).

Desde el punto de vista de la oferta también se registraron los primeros 'brotes verdes' en industria y servicios. El boletín apunta que "tras sufrir siete trimestres consecutivos de contracción, el sector industrial exhibió durante el segundo trimestre de 2010 un crecimiento del 1,3% en tasa anual". También recuerda que, "de acuerdo con el índice de producción industrial, esta recuperación de actividad habría venido impulsada por la producción de bienes intermedios y en menor medida por los bienes de equipo, ya que tanto los bienes de consumo como la producción de energía seguían mostrando un comportamiento negativo". Asimismo, el sector servicios, cuya producción venía cayendo en los cinco trimestres precedentes, cambió de signo para crecer un 0,1%, "subida modesta, pero significativa por el cambio de tendencia que apunta", dice el informe.

Todas estas variables mejoraron considerablemente el dato trimestral del PIB, que quedó en un -0,2% y anticipan la previsión manejada por los expertos, que avanzan que el crecimiento económico aragonés en 2010 será 0, un dato que no será para tirar cohetes, pero que es mucho mejor que el -4,5% con el que finalizó el PIB en 2009.

Etiquetas