Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS

Clesa abandona a las marcas blancas

Clesa ha comenzado a dejar de proveer mercancías a las marcas blancas de determinadas cadenas de supermercados e hipermercados.

Clesa, una de las empresas para las que la familia Ruiz-Mateos ha solicitado el 'preconcurso', ha comenzado a dejar de suministrar para las marcas blancas de determinadas cadenas de supermercados e hipermercados, según consta en una carta dirigida a la dirección por el comité de empresa de la fábrica de Caldas de Reis (Pontevedra).

Entre los clientes que Clesa ha tenido que ir «abandonando por falta de servicio», el comité cita a Aliada (marca propia de El Corte Inglés), Auchan, Alimerka, Condis, Dia, Covirán, Fróiz, Unide, Mas y Alcampo.

Las empresas que dejen de recibir mercancía podrían cambiar de proveedor, ya que, según fuentes del sector, es una práctica «habitual» si no se garantiza el abastecimiento. «Lo básico y primordial es garantizar la calidad y el servicio a los consumidores», indicaron.

En la misiva, fechada el 17 de febrero, los representantes de los trabajadores estiman que en unos días puede producirse un «bloqueo total» de la producción de la planta por la falta de determinados ingredientes y materiales para fabricar.

Según aseguran, en esta fábrica no se producen desde hace semanas yogures de plátano, macedonia, vainilla y desnatado natural; flan de huevo y petit natural, fresa, y fresa y plátano por falta de aroma, tapas, vasos y fermentos, entre otros.

Además, afirman que la semana pasada también se acabó el edulcorante y otros ingredientes necesarios para la fabricación de flan de vainilla y yogur de fresa y desnatados.

«Desabastecimiento» al mercado.

Esta situación, unida a «la falta de productos de la gama que se elaboran en las plantas de Madrid y Zaragoza, además de otros de fabricación externa, provocan desabastecimiento del mercado», advierte el comité.

Según los representantes sindicales, la marca Clesa ya ha perdido clientes, como el grupo de distribución gallego Gadisa, y el hecho de que «falten los yogures desnatados provocará la pérdida de los hospitales con concurso de suministros», como Povisa o el Hospital Clínico Universitario.

«Todo ello aparte de las fabricaciones de marcas blancas, cuyos clientes hemos ido abandonando por falta de servicio, como Aliada, Auchan, Alimerka, Condis, Dia, Covirán, Fróiz, Unide, Mas, Alcampo», dicen literalmente en la carta.

Por este motivo, el comité de empresa urge a la dirección de Clesa a explicar «qué medidas tiene previstas para resolver esta situación, que, dada la gravedad, aboca al cese de actividad» y, en caso de no recibir respuesta, afirma que recurrirá a las administraciones correspondientes, Xunta y autoridades laborales.

Etiquetas