Despliega el menú
Economía
Suscríbete

DESEMPLEO

CISA cifra finalmente en 135 los despidos en Calatayud y ofrece rebajarlos en nueve

Aliaga dice que la DGA no aprobará el ERE de extinción si no hay acuerdo con los trabajadores.

Protesta de empleados de CISA ayer ante el Boston, donde hubo reunión con la empresa.
CISA cifra finalmente en 135 los despidos en Calatayud y ofrece rebajarlos en nueve
APHOTO AGENCY/TONI GALáN

"Hacer la cuentas y ¡a ver quién se salva!". Este era el comentario más escuchado entre los trabajadores de CISA, empresa de cerraduras ubicada en el polígono La Charluca de Calatayud, que ayer se concentraron tres horas a las puertas del hotel Boston, donde tenía lugar la primera reunión entre dirección y comité, para conocer los detalles del ERE de extinción anunciado la semana pasada para gran parte de la plantilla y que finalmente se desveló que afectará a 135 contratos, un número que la empresa se ofreció a rebajar en nueve.

"Han reconocido que la causa del ERE no es económica. Entonces admitiendo que 2009 ha sido un año de beneficios para ellos, ¿por qué nos van a cerrar?. ¡Ya vale!. Desde UGT no negociaremos la salida de ningún trabajador", advirtió Luis Tejedor, secretario general de MCA UGT Aragón que participó en la primera reunión con la empresa. La próxima será el jueves en Calatayud.

Prefieren no conocer la lista

Ya por la tarde, en asamblea la mayoría de los trabajadores votó 'no' a hacer pública la lista con nombres y apellidos de los 135 afectados por los despidos. Por la mañana, Tejedor les dijo a los empleados que se concentraron a las puertas del Boston que presentar la lista era solo una forma de dividir a la plantilla. "Lo que tenemos que hacer es no parar, manifestarnos en Calatayud el 1 de junio, aprovechando la fiesta de San Iñigo y seguir con la movilización social para rechazar este expediente que no tiene ninguna justificación". Sin embargo, mientras hablaba Tejedor, los trabajadores pedían conocer esa lista. "Los malos tragos, cuanto antes mejor". Pero, por la tarde, la asamblea decidía que prefería no conocer la lista para "ir todos a una". El presidente del comité, José Luis San Evaristo Remacha, insistía en que el ERE no tiene ningún sentido. "Que las cosas vayan bien en la empresa, que estemos trabajando, haciendo horas extraordinarias y que te digan que te vas a la calle porque se llevan la producción a Turquía, a ver cómo se come", decía, mientras que Tejedor añadía que "de ninguna manera lo podemos consentir", a la vez que se mostraba convencido de que el ERE se lo van a rechazar". Precisamente, el consejero de Industria, Arturo Aliaga, aseguraba ayer que no va a aceptar un ERE de extinción de CISA si se presenta sin el acuerdo de los trabajadores. Tras reunirse con responsables de la compañía, le manifestaron que la decisión de trasladar parte de la producción a Turquía es por cuestiones de competitividad y que es irrevocable, a lo que el consejero respondió que va a poner unas condiciones "muy serias" para aprobar el ERE porque es una "mala decisión". Mientras que para el consejero de Economía, Alberto Larraz, es una "deslocalización pura y dura".

Etiquetas