Despliega el menú
Economía
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesCarles Puigdemont, detenido en Cerdeña (Italia) por la orden de busca y captura del Supremo

Cinco vuelos suspendidos en Zaragoza

Pepita Vila (segunda por la izquierda), con el grupo con el que ayer debía viajar a Tenerife.
Cinco vuelos suspendidos en Zaragoza
OLIVER DUCH

El vuelo previsto para las 8.50 con salida en Zaragoza y destino Rumanía ha sido cancelado.

De momento, se desconoce qué va a pasar con los ocho trayectos programados para esta mañana, ya que el espacio aéreo de los principales aeropuertos nacionales permanecerá cerrado al menos hasta las 12.00.

Más de mil personas tenían que coger sus aviones entre las siete y media y las nueva de la mañana para dirigirse a París, Londres, Praga, Marrakech, Berlín y Estambul. Además, otros 1.500 viajeros tienen programada su salida a lo largo de la jornada en otros ocho vuelos regulares a Madrid, Málaga, Palma, Düsseldorf , Milán, París, Roma, Cluj Napoca y Bucarest.

La baja masiva de controladores aéreos obligó en la tarde de ayer a suspender cinco vuelos que debían partir del aeropuerto de Zaragoza y dejó en tierra a más de 500 pasajeros. Las rutas afectadas viajaban a Roma, Estambul (dos aviones), Madrid y Tenerife y tenían previsto el despegue entre las 18.00 y las 20.15.

El bloqueo del espacio aéreo comenzó a media tarde, por lo que la mayor parte de los vuelos regulares de la ciudad se libraron del caos. Así, los viajeros de los enlaces nacionales de Alicante, La Coruña, Madrid (el de la mañana) y Sevilla, así como los que se trasladaban a Bruselas, Londres, Milán y París no se vieron afectados.

El primer trayecto que sufrió el caos provocado por los controladores fue el chárter con destino a Roma. Los pasajeros se encontraban subiendo al avión -que partía a las 18.20- cuando la tripulación les anunció que tenían que abandonar la aeronave. Una hora después recogían sus maletas y esperaban resignados noticias de la compañía. "Unos dicen que el avión puede salir a las doce, otros que nos vayamos a casa. No sabemos qué hacer", contaba Susana Armañanzas, natural de Muniain de la Solana (Navarra) y que viajaba con su marido a Roma. "Ya estábamos sentados y ahora vamos a perder la reserva del hotel, las entradas...", añadía Ángeles López, una zaragozana que iba en el mismo vuelo.

Se quedaron también en tierra los pasajeros de dos aviones que se dirigían a Estambul: uno programado desde Zaragoza y otro que hubo que contratar para atender a los viajeros que, llegados en autobús desde Pamplona, no habían podido despegar al punto de la mañana por la nevada caída en el aeropuerto de Noain. La compañía aragonesa Politours tenía de esta forma dos aviones colgados a menos de 200 kilómetros. "A las 8.00 estábamos en Pamplona listos para salir. Doce horas después estamos en otra ciudad sin saber qué va a pasar con nuestro viaje", relataba el tudelano Diego Burgaleta.

Sin vacaciones en Tenerife

Madrid y Tenerife fueron las otras dos rutas suspendidas. Solo en el avión que enlazaba con la isla debían viajar más de 250 pasajeros. La mayoría formaban parte de un grupo del Imserso procedente de las tres provincias aragonesas. Entre ellos estaban Carlos Farriols y Pepita Vila, dos fragatinos para los que era su primer viaje con el organismo estatal. "Nos íbamos diez días a Canarias con todo reservado y pagado. Hemos facturado las maletas y no nos han dicho nada. Poco antes de salir nos avisan de que nos quedamos sin vacaciones. Estas no son maneras", protestaba Pepita Vila.

Un autobús recogió a estos pasajeros en torno a la media noche y los llevó de vuelta a sus domicilios, según contaron los afectados.

El aeropuerto de Zaragoza permaneció abierto toda la noche para dar resguardo a los pasajeros que optaron por quedarse allí a esperar sus vuelos.

Etiquetas