Despliega el menú
Economía
Suscríbete

OPEL

CGT urge negociar por fin el convenio de GM España

El sindicato es más reacio a hablar sobre el efecto en Figueruelas del ajuste europeo, que mañana explicará la dirección al comité de empresa.

Asamblea de afiliados de CGT en GM España, ayer en Zaragoza.
CGT urge negociar por fin el convenio de GM España
ESTHER CASAS

La sección sindical de CGT en General Motors España reclama que la negociación del convenio colectivo de Figueruelas, paralizada desde hace 14 meses, se retome de inmediato, mientras que rechaza de entrada hablar de la aplicación del plan de reestructuración que quiere poner en marcha GM Europa -y que estipula el recorte de 900 empleos en Zaragoza- "hasta que no se resuelva el cierre de la planta belga de Amberes".

 

Santiago Arcos, portavoz de CGT en Figueruelas, explicó ayer a este diario, minutos después de participar en una asamblea muy poco concurrida de afiliados, que GM aún tiene que explicar muchas cosas sobre sus planes para los próximos años. Cuestiones relacionadas con nuevos modelos, inversiones o de dónde saldrán los apoyos económicos, precisó, no están claras, y sobre el cierre de Amberes señaló que no hay una decisión en firme. "Nick Reilly (presidente de GM Europa) todavía dice que existe la intención de cerrar la planta belga, sin dar la medida como definitiva", indicó.

 

Arcos recordó que en el Foro Europeo de empleados de GM Europa existe el consenso de no negociar con la dirección cuestiones relacionadas con el plan de reestructuración de la firma hasta que no haya una solución alternativa para Amberes y por ello -dijo- "en CGT no estamos dispuestos a negociar despidos, pero sí un convenio que lleva ya mucho retraso".

 

La postura de este sindicato (el segundo en la planta con CC. OO., detrás de UGT) contrasta con la posición de la dirección de GM España, que tras obtener luz verde de Reilly para iniciar negociaciones locales ha convocado al comité mañana lunes a las 9 de la mañana para plantearles dos expedientes, uno "estructural" -previsiblemente el que apunta la salida de 900 trabajadores de la empresa- y otro "temporal" -el relacionado con la anunciada suspensión del turno de noche entre los meses de abril y noviembre.

 

La convocatoria de la cita de mañana abrirá una negociación dirección-comité sobre la aplicación del ajuste europeo (y el correspondiente recorte de 900 puestos en Figueruelas) que CGT ha dicho rechazar. Preguntado sobre esto, Santiago Arcos dijo que "de momento, solo sabemos las intenciones de la empresa: habrá que esperar a lo que nos planteen el lunes para decidir".

Etiquetas