Economía

LA NUEVA OPEL

CGT convoca paros de cuatro horas por turno en Figueruelas el 6 de octubre

Los trabajadores de General Motors en Figueruelas están llamados el próximo día 6 de octubre a secundar paros de cuatro horas por turno. La protesta la ha convocado la sección sindical de CGT en la planta zaragozana para celebrar una asamblea general en la que traladar a la plantilla la información disponible sobre el proceso de venta de la filial europea de GM a la fabricante de componentes austrico-canadiense Magna y su socio ruso Sberbank.

Durante esta reunión, CGT quiere analizar con los trabajadores un posible calendario de movilizaciones y huelgas para mostrar el rechazo de la plantilla al plan industrial presentado por el nuevo inversor y que supone el recorte de 1.672 empleos en la factoría de Figueruelas y el traslado a Alemania de una parte importante de su producción.

“Queremos que los trabajadores tengan la ocasión de participar y decidir sobre su futuro, las acciones en defensa del empleo y las condiciones laborales”, explicó ayer el secretario de organización de la sección sindical de CGT, Santiago Arcos, que insistió en la necesidad de realizar una asamblea “ante la poca información que llega a la plantilla sobre el proceso de venta de Opel”.

Arcos espera poder acudir a esta cita con más detalles sobre los planes del nuevo propietario ya que el próximo día 1 de octubre este órgano de representación de los trabajadores se reunirá en la ciudad alemana de Rüsselsheim con los representantes de Magna. “En esa reunión esperamos información directa y conocer si realmente Magna ha avanzado algo en modficar el plan industrial tal como lo presentó en un principio”, destacó el sindicalista.

Aunque la convocatoria de la jornada de huelga la ha realizado en solitario la sección sindical CGT, su secretario de organización hizo un llamamiento al resto de organizaciones sindicales que componen el comité (UGT. CC. OO. USO, Osta y Acumagme) para que apoyen la medida “en aras a establecer la deseada unidad de acción, como la situación y la responsabilidad nos exigen. La invitación queda abierta”, dijo.

“No era necesario otro ERE”

Arcos se mostró además muy crítico con el nuevo expediente de regulación de empleo para 600 empleados durante cinco meses presentado por la dirección de la planta de Figueruelas, el cuarto ERE en apenas un año.

“No lo vemos necesario”, insistió el representante de CGT, que aseguró que “es incongruente y que la actividad en la planta aumentar día a día”. Prueba de ello, recordó el sindicalista, es que la línea del meriva va a comenzar a trabajar en el turno de noche porque hay un nuevo pedido de 3.500 vehículos de la marca Combo.

Para Arcos, “los trabajadores ya hemos cedido mucho”, por lo que en opinión de CGT la dirección debería buscar otras fórmulas para hacer frente a la caída de la demanda, entre las que destacó el reparto de tareas o la reducción de la jornada.

Así, ante la reunión que el comité de empresa celebrará el próximo martes en la planta de Figueruelas para acordar las condiciones para la negociación del nuevo expediente, CGT lo tiene claro. “No vamos a negociar ninguna condición y si se aprueba presentaremos recurso. Como hemos hecho antes”, dijo Arcos.


Etiquetas