Despliega el menú
Economía

SALARIOS

CC. OO. espera que el cambio de ciclo económico no sea una excusa para reducir los salarios

El sindicato constata la "fuerte resistencia" de los empresarios a mejorar el empleo.

A Comisiones Obreras en Aragón le preocupa la situación económica, pero el sindicato no está dispuesto a que la desaceleración que ya está aquí se traduzca en un recorte de los salarios. Su secretario general en la Comunidad aragonesa, Julián Buey, aseguró ayer que "esperamos que este año la negociación colectiva en materia salarial no difiera mucho de lo que ha sido estos años".

Buey que, junto con el secretario de Política Sindical y Sectorial, Manuel Pina, presentó el balance de los acuerdos laborales firmados y revisados en 2007 en Aragón, insistió en que el sindicato ha mantenido una postura "muy responsable" durante el largo ciclo de bonanza económica que ahora parece frenarse, pero advirtió que no permitirá que la desaceleración termine por pasar factura al poder adquistivo de los trabajadores. "Estos años hemos sido moderados porque entendíamos que los excedentes empresariales tenían que ir a reforzar la productividad de las empresas", detalló Buey, que reiteró que "tendremos que centrarnos en cómo conseguir que las empresas sean más competitivas".

El líder de CC. OO. en Aragón insistió además en que "está clarísimo que los salarios no están siendo un factor inflacionista" y como prueba utilizó los datos recogidos en su informe según el cual la subida salarial media en Aragón se situó el pasado año en 3,17%, por debajo del IPC, lo que significa que los trabajadores sin cláusula de revisión en convenio han perdido poder adquisitivo ante una subida histórica de los precios que alcanzó el 4,2%.

Jornadas y temporalidad

Durante 2007 "y en un contexto económico boyante, con escasa conflictividad y pocas jornadas laborales perdidas" -según definió Buey-, se firmaron y revisaron en Aragón un total de 198 convenios colectivos que afectan a 193.743 trabajadores. Su negociación tuvo luces y sombras. Como aspecto positivo, el informe de CC. OO. señala que la inclusión de las cláusulas de garantía salarial alcanza ya al 84% de los trabajadores, puesto que ha sido recogida en el 53,5% de los acuerdos firmados.

Buey destacó, sin embargo, que en este proceso "hemos constatado las fuerte resistencias de los empresarios a mejorar el empleo". Así, solo el 20,7% de los convenios que afectan a un 8,8% de los trabajadores contemplan la reconversión de contratos temporales a indefinidos. El sindicato evidenció también la resistencia empresarial a reducir la jornada laboral, pero, al menos, apuntó que se han dado ajustes hacia una mayor flexibilidad y "a mejoras en las entradas y salidas, turnos y horarios", según destacó Pina.

Mejor valoración se merece la inclusión de medidas de conciliación e igualdad, que aparecen en el 21,2% de los acuerdos que repercuten en el 41,8% de los empleados de la Comunidad.

Etiquetas