Despliega el menú
Economía
Suscríbete

EMPRESAS

Carl-Peter Forster ficha por Tata Motors como consejero delegado

El que fuera presidente de General Motors Europa hasta noviembre de 2009, elegido por el fabricante indio para convertir la firma en un "verdadera compañía internacional".

Forster (izda.) con Rytwinski, director general de la planta de Figueruelas, y Aliaga, en 2008.
Carl-Peter Forster ficha por Tata Motors como consejero delegado
carlos moncín

El ex presidente de General Motors Europa, Carl-Peter Forster, ha tardado poco más de tres meses en volver a ocupar un puesto directivo de primera línea en el sector de la automoción despues de abanondar la compañía fabricante estadounidense en noviembre del pasado año. El ejecutivo, que dejó al gigante norteamericano poco después del fracaso de la venta del negocio europeo de este a la firma austriaco-canadiense Magna, se queda en el sector pero en el bando de las compañías emergentes. Cumpliendo los rumores que surgieron tras su marcha de GM, ha sido fichado por el fabricante indio Tata Motors. Forster será el nuevo consejero delegado (CEO, Chief Executive Officer) de la compañía y tendrá la "responsabilidad total" de las operaciones de la firma, incluidas las marcar Jaguar y Land Rover, según indicó su nueva empresa en un comunicado. Ratan N. Tata, presidente de la automovilística, explicó que la incorporación de Forster esperan que "facilite enormemente la ambición de la firma de convertirse en una verdadera compañía internacional".

 

Forster, de 55 años, cuenta con 24 de experiencia en la industria del automóvil, como destaca el comunicado de Tata. El directivo se incorporó a General Motors en 2001, donde fue el responsable de las firmas Opel/Vauxhall, Saab y Chevrolet. Antes estuvo 13 años en BMW, donde pasó por diferentes puestos, incluido el de director general de la firma en Sudáfrica y responsable de manufacturas.

 

La salida del directivo de General Motors se produjo después del fallido intento de vender Opel y Vauxhall al fabricante de componentes Magna. Forster defendió la segregación del negocio europeo, que finalmente optó por retener la matriz estadounidense. Un mes después se iría también su compañero de viaje en la firma y jefe durante varios años, Fritz Henderson, que llegó a presidente del grupo tras la salida de Rick Wagoner por la bancarrota de la multinacional.

 

Carl-Peter Forster estuvo en varias ocasiones en Zaragoza como presidente de Opel primero -y artífice del plan de reestructuración Olympia- y presidente de GM Europa después. Fue él quien anunció públicamente que la producción del Meriva se quedaba en Zaragoza y no se trasladaba a Gliwice (Polonia).

 

Tata vendió 85.714 vehículos en enero, un 93% más que el mismo mes del año anterior. Entre ellos se incluyen los de sus firmas Tata, Tata Daewoo y la aragonesa Hispano Carrocera (hoy Tata Hispano). El año fiscal de la compañía (abril 2009 - enero 2010) se cerró con un total de 681.480 vehículos, un alza del 13%. El mes pasado, el mayor incremento se produjo en los vehículos comerciales, con un aumento del 115% y 40.334 vehículos.

Etiquetas