Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS FINANCIERA

Hoy es el día de la rebelión contra la banca

Goleador genial, gamberro sin modales, artista sensible y ahora, "antisistema": el ex jugador francés Eric Cantona, alejado del fútbol desde hace años, continúa siendo una figura controvertida como lo demuestra su iniciativa para que hoy sus compatriotas se rebelen contra los bancos.

Eric Cantoná en Castellón
Eric Cantona, líder revolucionario anti-banca
CARME RIPOLLèS

El ex futbolista de 44 años anima a los franceses en un video difundido por Internet a que vacíen sus cuentas a fin de romper el poder de los bancos. Hoy martes es el día fijado para el comienzo. Aunque la acción no tiene perspectivas de éxito, decenas de miles de personas en toda Europa simpatizan con la medida contra los bancos.

El revuelo que provocó su idea sorprendió sin duda al propio Cantona. Durante mucho tiempo su llamada a la revuelta apenas encontró eco. Solamente algunas personas interesadas en el deporte propagaron la entrevista en la cual la ex superestrella del Manchester United (1992-1997) expone sus ideas.

"Si 20 millones de personas retiran simultáneamente su dinero del banco, entonces se hunde todo el sistema", dijo Cantona a principios de octubre dejándose filmar con un jersey rojo vivo y una espesa barba. "Para esta revolución no se precisan armas y no se matará a ninguna persona".

Cantona no concretó más. Esa tarea la asumieron otros por él. Un grupo belga-francés descubrió el potencial de las manifestaciones del ex futbolista y dio luz al movimiento a través de Internet.

El grupo de Facebook "¡Revolución! El 7 de diciembre retiramos todo nuestro dinero de los bancos!" cuenta con más de 36.000 apoyos.

También Cantona, a quien su seguidores llamaron en su día el "rey Eric", anunció que hoy vaciará su cuenta. Pero los críticos le echan en cara ser un hipócrita. Se mofan diciendo que debería llevar maletas dadas las cuantiosas sumas ganadas en campañas de publicidad los años pasados con marcas como Nike, Lipton, Renault y L'Oréal.

Queda descartado que una operación así pueda reportar serias consecuencias para el mundo financiero. La persona que planee retirar grandes sumas lo debe anunciar previamente, aparte de que entre los participantes sólo pocos poseerán una gran fortuna.

Sin embargo, el sector financiero, maltratado por la crisis irlandesa, no se muestra entusiasmado. "El llamamiento de Cantona propaga sólo inseguridad y carece de fundamento", se quejó el director general del gran banco francés BNP, Baudouin Prot.

"Se debería hablar de cosas sobre las que se tienen idea", comentó la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde. "Cantona fue un extraordinario futbolista, pero haría bien en mantenerse al margen de cuestiones económicas".

Con sus ideas revolucionarias, el ex futbolista cimenta una vez más su fama de imprevisible "enfant terrible", que pasó a ser mundial cuando en 1995 arremetió con una patada de "kung-fu" contra un aficionado que lo había insultado.

Cantona fue en Francia tan polémico por sus enfrentamientos con compañeros de equipo, aficionados, árbitros, dirigentes y periodistas que en 1991 estuvo a punto de colgar las botas con sólo 28 años.

Al término de su carrera, a finales de 1997, parecía que había dejado de lado su faceta de hombre rebelde. Debutó como actor ("Looking for Eric" de Ken Loach), jugó al fútbol-playa y cuidó de su bella esposa, Rachida Brakni, y de sus hijos.

Ahora sus seguidores pueden prorrumpir de nuevo el grito de guerra entonado en los años 90 por los aficionados del Manchester United: "Ooh, Aah, Cantona".

Etiquetas