Despliega el menú
Economía
Suscríbete

SINDICATOS

Cándido Méndez reclama al BCE una rebaja urgente del precio del dinero

El secretario de UGT se muestra contrario a la contención salarial porque los trabajadores "no pueden ser golpeados doblemente" por la crisis.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, consideró ayer "absolutamente necesaria" una respuesta "unitaria" de la UE a la situación de crisis económica de los países miembros y pidió que el Banco Central Europeo baje los tipos de interés.

La rebaja del precio del dinero "es una de las primeras medidas que tienen que tomarse para hacer frente a la crisis y tendrá un efecto beneficioso en la economía", afirmó el dirigente sindical en una rueda de prensa celebrada en Gijón, donde participa en unas jornadas de debate.

Según Méndez, la situación está "descontrolada" por la incapacidad de los gobiernos en incidir en los mercados, ya que estos "son los que mandan", y las instituciones políticas "poco o nada" pueden hacer para regularlos.

La crisis económica es, según el sindicalista, de carácter internacional, con especial incidencia en los sectores financieros y energéticos, aunque sus efectos se perciben de distinta manera en cada uno de los países de Europa.

Pide a la UE una sola voz

España ha tenido un crecimiento mayor que la media europea en los últimos años, pero esta tendencia se puede cambiar a partir de 2009, lo que "preocupa a la UGT", según expresó el máximo representante del sindicato.

Méndez dijo que la UE "tiene que tener una sola voz y debe establecer reglas de juego claras y transparentes que eviten que la situación de crisis se agudice, y para ello es necesario la regulación de los mercados financieros". El papel de Europa "está siendo absolutamente irrelevante" por la falta de políticas coordinadas para la reactivación económica que obligan a que "cada país tenga que buscarse la vida como puede", ha afirmado.

En opinión del líder sindical, "la primera medida que tiene que tomarse es la rebaja de los tipos de interés por el Banco Central Europeo", al considerar que "tendrá un efecto beneficioso en la economía".

Según el secretario general de UGT, la situación es "preocupante", aunque los efectos del proceso se han manifestado con menor intensidad que en otros países de su entorno, al haber tenido una tasa de crecimiento superior a la media en los últimos años.

Méndez añadió que esta tendencia puede tener un punto de inflexión el año próximo en el que pueden registrarse índices de crecimiento inferiores al resto de Europa, "castigando doblemente" a la clase trabajadora.

El líder sindical advirtió de que la UGT "no está dispuesta a permitir que se castigue doblemente a los trabajadores por la caída del empleo y la pérdida de poder adquisitivo" que, vaticina, se derivarán de la crisis.

En ese sentido, ha demandado al Gobierno que en la próxima reunión de la mesa de la concertación, prevista para mañana, "ponga sobre la mesa un paquete de medidas" tendentes a la reactivación. Méndez consideró "básico" el fomento del empleo y el incremento salarial como elementos dinamizadores del consumo y una estrategia centrada en el desarrollo de los sectores energético e industrial.

Etiquetas