Despliega el menú
Economía

AGRICULTURA

Campo de Borja arremete contra Arguilé por aprobar una ampliación de viñedos

Una orden de la consejería de Agricultura permite a Mallén y Fréscano pasar de 81 héctareas a 4.663, incluidas en la D. O.

"Vamos a intentar detener este despropósito". Así de claro y contundente se expresa el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Campo de Borja, Gregorio García, ante la intención del Gobierno de Aragón de ampliar la demarcación vitivinícola a las localidades de Fréscano y Mallén, de esa misma comarca.

 

El pasado día 15 de mayo el Boletín Oficial de Aragón (BOA) publicaba una orden de la consejería de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, por la que se aprueba la normativa específica de la Denominación de Origen Campo de Borja, que regula su funcionamiento así como sus estatutos y régimen interno.

 

Pero, además, la orden recoge explícitamente la ampliación de viñedos en Fréscano y Mallén, dos localidades de la comarca que no pertenecen a la denominación pero que ahora, y a la espera del recurso contencioso administrativo que va a presentar el consejo regulador, formarían parte de la misma ya que se incluyen varios de sus polígonos catastrales que ahora podrán producir uva.

 

De esta forma, la localidad de Fréscano, que tenía limitada su área productiva de viña a 11,6 hectáreas, pasaría a tener autorizado su cultivo en 1.163 hectáreas mientras que Mallén, con 70 hectáreas, las incrementaría hasta las 3.500.

Más de 25 millones de kilos

Estas nuevas incorporaciones, en zona de regadío, podrían incrementar en más de 25 millones de kilos la producción lo que supondría una cifra muy cercana a toda la conseguida por los 16 municipios que integran ahora la D. O. y que el pasado año alcanzó los 27,6 millones de kilos de uva producidos en una superficie que actualmente se extienden a lo largo de 7.400 hectáreas.

 

En una reunión celebrada en Borja, tanto el consejo regulador como las cooperativas, bodegas, sindicatos agrarios y alcaldes coincidieron en apoyar un recurso contra la norma dictada que permite la ampliación.

 

Desde el consejo se entiende que "la ampliación de la zona de producción perjudica los intereses de municipios, viticultores y bodegas, así como de sindicatos y organizaciones agrarias y otras entidades del sector". Además, considera que "son terrenos respecto de los cuales se ignora si poseen aptitud para producir uva de las variedades autorizadas con la calidad necesaria para los vinos protegidos por la denominación".

En un manifiesto ponen en duda su calidad "para beneficiarse del prestigio y fondo de comercio del nombre Campo de Borja que se ha logrado con la inversión y el trabajo durante muchos años".

Todos en contra

El presidente de la denominación zaragozana, Gregorio García, recordó que esas dos localidades "no quisieron entrar cuando se creó el consejo regulador" y aseguró que esta ampliación "no es positiva".

 

Por su parte, el presidente de la comarca, el socialista Sergio Pérez, insistió en que "hay que recurrir esta orden y pedir una explicación consistente al consejero de Agricultura".

 

En cualquier caso, pidió al sector que "se plante, porque no se le ha tenido en cuenta" y recordó que "los políticos de esta comarca hemos estado y estaremos apoyando a este sector agrícola".

 

Las críticas hacia la consejería de Agricultura no llegan solo desde el secctor productor. También, el alcalde de Albeta y diputado provincial por el PSOE, Feliciano Tabuenca, manifestó que "no estoy de acuerdo en cómo se han hecho las cosas desde la consejería" y consideró que esta ampliación "no beneficia para nada" a la denominación de origen.

 

Todos los alcaldes de integran la denominación, sin distinción política, anunciaron que "si hace falta" se tomarán acuerdos plenarios para apoyar el recurso. De momento se va a solicitar una reunión urgente con el consejero Gonzalo Arguilé, aunque el malestar es más que manifiesto.

Etiquetas