Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CAJAS DE AHORROS

Cajasur abrirá hoy sus oficinas con normalidad pese a la intervención del Banco de España

El banco nipón Nomura asesorará a los administradores que realizarán el plan de viabilidad de la entidad cordobesa.

Caseta de Cajasur en la Feria de Córdoba, el sábado.
Cajasur abrirá hoy sus oficinas con normalidad pese a la intervención del Banco de España
SALAS/EFE

Las 474 oficinas de Cajasur, entidad de la Iglesia Católica, abrirán hoy con total normalidad al público. Los 3.000 empleados de la entidad de ahorro acudirán a sus puestos de trabajo a las 8 horas, para 30 minutos más tarde atender a los clientes.

Aunque todo esté tal y como quedó cuando el pasado viernes se echó el cierre, en este fin de semana la vida de Cajasur ha dado un vuelco. El Banco de España decidió su urgente intervención en la madrugada del sábado, si bien tanto loss responsables del supervisor como la Junta de Andalucía han insistido que no hay peligro para el dinero ni para los productos financieros confiados a Cajasur. El Fondo de Garantía de Depósitos mantiene que está cubierto hasta 100.000 euros por depositante.

En plena semana de Feria, la recuperación del funcionamiento habitual de la entidad se mezclará con la presencia de los nuevos administradores -José A. Iturriaga, Tomás González y Francisco Orenes- en la capital cordobesa, donde llegaron ayer. Los tres elegidos, expertos bancarios con elevados conocimientos financieros, dirigirán, controlarán y ejecutarán la actividad diaria de Cajasur. En un mes deberán elaborar el plan de viabilidad que sacará del agujero en el que se encuentra a la entidad de ahorro a través de su fusión con otra caja, la venta total o parcial de su negocio o la quiebra, posibilidad esta última casi descartada.

Los tres administradores serán asesorados en la búsqueda de soluciones por el banco de inversión japonés Nomura, heredero de los activos de Lehman Brothers en Europa y Asia. Su máximo responsable en España es Francisco Sánchez-Asiaín, quien ocupaba el mismo cargo en UBS cuando el banco suizo fue elegido para desempeñar la misma responsabilidad en la intervención de Caja Castilla-La Mancha. Ahora, la presencia de Nomura en el proceso obedece al complejo procedimiento establecido por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) con una serie de bancos de inversión extranjeros seleccionados (los españoles creaban conflicto de intereses) para que estén disponibles a actuar inmediatamente. Precisamente, la intervención de Cajasur es la primera que se produce desde la constitución del FROB.

La primera actuación del FROB es inyectar en torno a 523 millones de capital para la supervivencia de la entidad cordobesa. El siguiente paso consistirá en evaluar los activos dañados para conocer la morosidad y luego presentar un plan de negocio ante posibles compradores. No obstante, las soluciones que se adopten para Cajasur llegarán después de su saneamiento con dinero público.

Los proveedores deberán, en algunos casos, negociar sus contratos. Los ayuntamientos, las corporaciones y las organizaciones empresariales se verán en la incertidumbre de mantener o renovar sus relaciones comerciales con Cajasur. También hoy, los órganos de la entidad recibirán de manera oficial la comunicación del Banco de España con su disolución.

¿Comprará Unicaja?

Por otro lado, la ruptura entre Unicaja y Cajasur podría no ser definitiva, después de que en la noche del viernes, la entidad cordobesa pusiera fin a un noviazgo de casi un año con el rechazo inesperado al proyecto de fusión. El argumento aparente para la ruptura fue un acuerdo laboral insatisfactorio. La institución malagueña ha dejado la puerta abierta a una futura operación entre ambas cajas una vez que concluya el proceso de intervención del Banco de España, supervisor que pretende que el proceso sea lo más rápido y con el menor coste posible. Después de lo sucedido y ya saneada Cajasur, la fusión a Unicaja le resultaría más barata en términos económicos y sociales que la operación fracasada el viernes.

La intervención de la institución que gobierna Miguel Ángel Fernández Ordoñez sobre Cajasur se entiende como un aviso al resto de las cajas de ahorro españolas que deben actuar en breve, trabajando en posibles procesos de fusión, para garantizar su futuro. Hoy también se abre otra incógnita: ¿Cómo acogerán los mercados lo sucedido durante el fin de semana?

Etiquetas