Despliega el menú
Economía

BANCA

Caja Rural de Teruel cierra el año 2008 con una tasa de morosidad del 1,25%

La entidad financiera presentó ayer el último balance de gestión en su Asamblea General, con la presencia de 507 socios

teruel. "Después de 15 años de crecimiento ininterrumpido, la crisis ha sido una gran prueba, que ha permitido demostrar la capacidad de respuesta de la Caja, de gestionar y de generar márgenes suficientes". El director general de Caja Rural de Teruel, José Antonio Pérez Cebrián, realizaba ayer estas declaraciones durante la Asamblea General de socios celebrada en la capital.

 

El responsable de la entidad de ahorros señaló que, según el balance de gestión de 2008, presentado en el transcurso de la reunión, Caja Rural de Teruel ha sufrido los embates de la crisis mundial, pero con resultados menos desfavorables que otros bancos. Así, el último ejercicio se ha cerrado con una tasa de morosidad de un 1,25% frente al 5% de media del sistema financiero español. El predominio del sector agroalimentario entre sus clientes, de mucho menor riesgo que el inmobiliario, y la escasa tasa de préstamos derivados del consumo, han propiciado unos mejores resultados. Pérez Cebrián señaló que Caja Rural de Teruel se sitúa "entre las tres financieras españolas de similar tamaño a la entidad turolense con menor ratio de morosidad del país".

A pesar de estas cifras, el beneficio neto se situó en 3, 7 millones de euros, lo que representa una pérdida de un 28,89% con respecto al año anterior. Aún así, sigue siendo un porcentaje menor que la media de las entidades financieras española, cuyos beneficios han descendido un 31%.

 

El director general de Caja Rural de Teruel explicó, no obstante, que la situación financiera está cambiando: "No tiene nada que ver con la registrada en los meses de septiembre y octubre del año pasado". Y aseguró que la tendencia en estos momentos es al alza, como lo demuestra que de enero a abril se ha detectado un incremento del beneficio neto de más del doble de las cifras anteriores.

 

El balance de 2008 pone de relieve, igualmente, que el exceso de recursos propios se sitúa en 16 millones de euros.

 

El presidente de Caja Rural de Treuel, Leoncio Benedicto, destacó, por su parte, el hecho de que la entidad "siempre ha estado al lado de sus clientes y de aquellos que tienen proyectos viables, de manera que si hay que dar créditos se dan, y si las circunstancias obligan a apretarnos el cinturón, se hace". Pérez Cebrián dijo en este sentido: "Hemos estado cercanos al sistema productivo turolense. No lo hemos dejado tirado".

En la Asamblea General estuvieron presentes 507 socios.

Etiquetas