Despliega el menú
Economía
Suscríbete

PROCESOS DE INTEGRACIÓN DE LAS CAJAS

CAI estudia fusiones, pero asegura que ninguna es "mejor que estar en solitario"

El presidente de Caja Inmaculada (CAI), Antonio Aznar, quien abandonará el cargo este domingo, 30 de mayo, reconoció ayer que la entidad estudia posibles 'fusiones frías' con otras cajas, pero por el momento ninguna es una opción mejor que continuar en solitario.

El presidente de Caja Inmaculada (CAI), Antonio Aznar, quien abandonará el cargo este domingo, 30 de mayo, reconoció ayer que la entidad estudia posibles “fusiones frías” con otras cajas, pero por el momento ninguna es una opción mejor que continuar en solitario.

Así lo aseguró Aznar momentos antes de participar en la inauguración de una residencia de ancianos en Zaragoza, cuya construcción ha sufragado con diez millones de euros la Obra Social de la entidad de ahorro.

Según explicó, la CAI, como el resto de cajas, trata de encontrar en un entorno “cambiante y móvil” la mejor solución para el cumplimiento de sus objetivos, que pasan por la viabilidad económica (con buena solvencia, liquidez y eficiencia); por cumplir con la Obra Social, que es prioritaria para la entidad; por contar con un centro de “poder” en Aragón, que permita tomar decisiones y orientar los recursos para fines estratégicos en la región, y mantener el empleo.Sin presión

Los órganos de gobierno de la caja tratan de cumplir con esos objetivos y, hasta ahora, no se ha encontrado un Sistema Institucional de Protección (SIP), también denominada como fusión fría, “que sea mejor que estar en solitario”, dijo Aznar. “Por lo tanto -matizó- no nos hemos movido”, lo cual no implica que no se estudien opciones, como hacen el resto de cajas de España. El presidente de CAI_reconoció la “presión” que ejerce el Banco de España, con la última intervención de Cajsur, que estará justificada por datos objetivos y a la que “hay que estar atentos”.

No obstante, recalcó que la entidad aragonesa no sufre en estos momentos ninguna presión del Banco de España, porque tanto la solvencia como la liquidez y la eficiencia son “satisfactorias”. “En este momento no tenemos ninguna presión del Banco de España y eso nos permite hacer el proceso de forma más sosegada”, insistió el presidente de CAI, entidad que ha aparecido en diferentes quinielas para formar parte de alguna operación de fusión fría con otras cajas.

Pemán, “muy adecuado”

Sobre su posible sustitución en el cargo, decisión que se tomará este domingo, 30 de mayo, y en la que los candidatos mejor situados son Eduardo Ruiz de Temiño Bravo y Juan María Pemán Gavín, el hasta ahora presidente de CAI destacó que Juan María Pemán, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Lérida, tiene un perfil “muy adecuado” para sustituirlo al frente de la caja de ahorros.

Aznar aseguró que ha procurado mantenerse al margen de la elección del nuevo presidente. “Es una cuestión que depende del Consejo de Administración y no tengo información del tema, me mantengo al margen porque creo que es mejor así”, subrayó el presidente.

A_pesar de ello, Aznar subrayó que Pemán, que ocupa la secretaría del Consejo de CAI, tiene un perfil muy adecuado por su independencia y porque tiene una formación jurídica “estupenda”. Y para justificar su afirmación, Aznar, catedrático de Fundamentos de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza, recordó que Pemán fue su alumno.

El presidente de la entidad, Antonio Aznar, dice que en estos momentos la caja no tiene “ninguna presión” del Banco de España

Etiquetas