Despliega el menú
Economía
Suscríbete

SE REALIZARÁN 97 PREJUBILACIONES

El presidente de Caja Inmaculada califica de "bastante modesta" la reducción de personal

El presidente de Caja Inmaculada, Juan María Pemán, ha calificado de "bastante modesta" esta reducción de personal.

El presidente del Consejo de Administración de CAI, Juan María Pemán (c); el director general, Luis Miguel Carrasco (i); y el director general adjunto, Juan Antonio García Toledo (d)
CAI afronta el SIP con una reducción de plantilla de 97 personas a través de prejubilaciones
JAVIER CEBOLLADA/EFE

El presidente de Caja Inmaculada (CAI), Juan María Pemán, ha informado este viernes de que el Sistema Institucional de Protección (SIP) aprobado por las Asambleas Generales de CAI, Caja Círculo y Caja Badajoz supondrá una reducción de plantilla "bastante modesta", de 273 personas, 97 de la entidad aragonesa, a través de prejubilaciones.

En una rueda de prensa en Zaragoza, Pemán ha expuesto que "el impacto en la plantilla y en la estructura operativa" del SIP "es bastante modesto", porque los trabajadores de las oficinas "apenas lo va a notar", mientras que los servicios centrales "sí tienen una reducción, pero la operación no es traumática ni dura para la plantilla". "La destrucción de empleo nos duele y hemos aguantado el empleo de la Caja hasta donde ha sido posible", ha expuesto.

En este sentido, el director general de CAI, Luis Miguel Carrasco, ha indicado que, entre las tres, está prevista una reducción de 273 personas en tres años, de las que 234 se acometerán a través de prejubilaciones entre los 57 y los 60 años y el resto con jubilaciones a los 65 años, de un total de 2.900 empleados, lo que constituye "un porcentaje muy por debajo de cualquier otro proceso de integración".

En concreto, en CAI se cesará a 97 personas, que cumplirán 60 años en los próximos tres ejercicios, si bien Carrasco ha indicado que "en la plantilla hay más personas que cumplen esos requisitos y que también podrán acogerse a la prejubilación". El coste de estas prejubilaciones, que se harán de manera progresiva, se asumirá con recursos propios.

Juan María Pemán ha afirmado que la constitución del SIP hará a las tres "mas fuertes y sólidas", pero sin perder "la esencia" de cada una de ellas. "Es una decisión muy importante que marca una nueva etapa para las tres cajas; a partir de ahora vamos a conformar un grupo que, si todo sale como esperamos, entrará en funcionamiento el 1 de enero de 2011", ha expuesto.

Ha añadido que "tenemos la convicción de que hemos acertado con una fórmula muy buena para nuestra Caja y para las otras dos y lo podemos decir ahora con más conocimiento de causa que cuando empezamos el proceso de negociación", un proceso "que ha sido intenso, con cierta complejidad, porque ha habido que conocerse a fondo, buscar un proyecto que tuviera sentido y coherencia y eso no se hace de un día para otro".

"Estamos muy satisfechos, ha merecido la pena, lo que es un escenario complicado de crisis también tiene sus oportunidades y es lo que hemos pretendido hacer, salir fortalecidos", ha aseverado al recordar que CAI mantuvo "durante bastante tiempo" su intención de seguir en solitario hasta que se decidió la integración "que nos hiciera más fuertes y sólidos sin perder el proyecto CAI como un proyecto vivo con señas de identidad en las que creemos".

"Hemos acertado"

El presidente de CAI se ha mostrado convencido de que "hemos acertado con los socios" porque "son dos cajas con muy buena posición económica de solvencia y liquidez, pero no sólo nos hemos fijado en los números, sino en su estilo, filosofía e ideario, con el que nos sentimos plenamente reconocidos, con una historia muy parecida".

Ha apuntado que las tres cuentan con "una complementariedad geográfica muy clara", un "buen tamaño, que no es grande" y las tres "nos encontramos a gusto siendo Cajas", lo que se traduce en "vinculación territorial; preocupación por la inclusión financiera, facilitar el ahorro y el crédito a todos, grandes y pequeños; y la idea de que nuestros beneficios son para la sociedad a través de la obra social".

Juan María Pemán ha afirmado que el nuevo grupo "es muy sólido financieramente, especialmente en solvencia, liquidez y generación de rentabilidad", que respetará "un espacio natural" de expansión para cada una de ellas, y se ha acordado que "para las decisiones de calado estructural, como la entrada de nuevos socios o ampliaciones de capital, tienen que hacerse por unanimidad de las tres". En el caso de CAI, la expansión será hacia Cataluña, Valencia, Navarra, Baleares y el Corredor del Henares.

El director general de CAI, Luis Miguel Carrasco, ha explicado que, en cuanto a solvencia, el grupo cumple con los requisitos que marca Basilea III para 2018", sobre la liquidez, "tiene un ratio cuatro veces por encima de la media del sector de Cajas"; y, sobre la eficiencia, "el grupo va a permitir mejorar significativamente la rentabilidad y, en consecuencia, generar más excedente para la obra social".

Carrasco ha reconocido que "las dos cajas --Caja Círculo y Caja Badajoz-- son dos de las más solventes de este país, mejor gestionadas y con unos directivos que nos van a permitir acometer con éxito esta fórmula de unión", por lo que ha confiado en obtener "resultados significativos" antes de final de año.

El peso de cada caja en el SIP se distribuirá por volumen de activos, de manera que CAI contará con el 44,5% de participaciones, Caja Círculo con el 31% y Caja Badajoz con el 24,5% restante; mientras que la participación en dividendos y en los distintos órganos decisorios será también proporcional.

Carrasco ha aclarado que los servicios centrales van a continuar en las tres sedes, que se especializarán por departamentos y serán institucionales, si bien la sede social del grupo estará en Zaragoza, aunque "es un concepto más bien jurídico".

Este SIP coloca al grupo en el puesto 14 del ránking de 18 entidades que conformarán el panorama nacional después de la reestructuración, con más de un millón de clientes. El grupo, en junio de 2010, presentó una ratio de solvencia del 13,7%, un 'core capital' del 9,49% y una liquidez del 12,5%.

Etiquetas