Economía

EMPRESAS

Cables de Comunicaciones y Fydesa, premios Excelencia Empresarial 2008

La primera ganó en la categoría de grandes empresas y la segunda en la de pymes, en la clausura del Foro Empresa en el que se defendió la creatividad y la innovación.

Cables de Comunicaciones Zaragoza se hizo ayer con el Premio Excelencia Empresarial 2008 en la categoría de grandes empresas, mientras la firma de iluminación Fydesa consiguió el galardón concedido a las pymes, dentro de la segunda y última jornada del Foro Empresa. Los reconocimientos, promovidos por el departamento de Industria, a través del Instituto Aragonés de Fomento (IAF), destacan a las empresas que siguen una gestión basada en la calidad y la mejora continua. Las ganadoras de esta duodécima edición se midieron con otras cuatro finalistas, grupo Alcance (Javier Gil), Metrolight (Santiago Castellot), Club Millennium (Alberto Roca) y T&Z Formación (Ángel Gracia).

La sala Mozart del Auditorio estuvo muy concurrida durante la entrega de premios. A los 1.500 profesionales y estudiantes inscritos en el foro se sumaron los trabajadores de las seis finalistas. "Llevamos años trabajando, invirtiendo e innovando", dijo, orgulloso, el director general de Cables de Comunicaciones, José Luis Carnicero, al recoger el premio de manos del vicepresidente del Gobierno, José Ángel Biel. El directivo estuvo arropado por los aplausos de un centenar de trabajadores, a los que pidió que se pusieran en pie para aplaudir el buen hacer de sus rivales. La planta de cableado para telecomunicaciones del grupo Aberdare Cables, está integrada en el africano Altron.

Antonio Vázquez, director general de Fydesa, que recogió el galardón para pymes de manos del consejero de Industria, Arturo Aliaga, destacó la "evolución" como la línea que guía a su compañía, especializada en el diseño y fabricación de componentes para iluminación de la marca Loyje. Un nutrido grupo de empleados llenó una de las plateas del Auditorio.

Nuevos socios

Además de la entrega del premio, se dio también la bienvenida a los cuatro nuevos miembros del Club 400 que agrupa a las empresas que han sumado este número de puntos en el modelo de evaluación europeo de calidad EFQM (European Foundation for Quality Management). Juan Antonio García Toledo, subdirector de Caja Inmaculada, recibió el reconocimiento para la entidad de ahorro, al que siguieron Mario González, director de organización y sistemas de DKV Seguros; Rosa Goyanes, socia directora de la agencia de viajes Orienta 7 Mares y Antonio Oliván, director operativo de Pastores Grupo Cooperativo, representando a las otras tres firmas reconocidas.

Con la entrega de los galardones se cerró una jornada en la que compitieron en ponencias atractivas dos especialistas en marketing, Julio Cerviño y Lluis Bassat, que captaron la atención de los asistentes y arrancaron alguna que otra risa. Cerviño, profesor titular de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad Carlos III de Madrid, llenó su intervención de ejemplos de marcas de éxito como Panama Jack, Zara, BMW o Florette explicando sus formas de diferenciarse. La primera ha potenciado la innovación, la segunda la distribución, la marca de automóviles ha calado en los deseos de los conductores y la última ha encontrado un segmento nuevo con mayor valor añadido. "¿Quién le quitará el sueño a Amancio Ortega?", se preguntó. Entre los competidores que están "reinventando el sector" destacó a Primark, la firma que ofrece "moda de diseño a precios de mercadillo". Para dar ánimo a los empresarios reunidos terminó su ponencia con un guiño al lema de Barack Obama en su campaña electoral 'Yes, we can'.

Del primer televisor a Filomatic

Cerviño dejó el listón alto para el veterano publicista Lluis Bassat, que salpicó su ponencia de anécdotas personales. Recorrió su aprendizaje en el mundo de la publicidad, en su etapa de vendedor de los primeros televisores, a 120.000 pesetas -en una España en la que era un bien de lujo-, o su primera campaña publicitaria (con el humorista Gila como protagonista) para la fábrica familiar de maquinillas de afeitar Filomatic. El autor de 'El libro rojo de la publicidad' defendió la creatividad como elemento diferenciador.

Etiquetas