Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS

Bush rompe su silencio sobre la crisis y dice que trabaja duro para resolverla

El presidente de EEUU, George W. Bush, compareció este jueves en público para asegurar que comparte la preocupación de los ciudadanos por la crisis financiera y dejar claro que su gobierno está trabajando duro para resolverla.

Bush se limitó a leer una declaración pública, sin opción a preguntas, en los jardines de la Casa Blanca, en lo que supone su primera referencia a la crisis desde el breve comentario hecho el lunes pasado también en su residencia oficial en Washington.

Desde entonces, los mercados se han desplomado, el Gobierno se ha visto obligado a nacionalizar el gigante asegurador AIG, y la Reserva Federal, en una acción coordinada con otros bancos centrales, ha inyectado 180.000 millones de dólares en los mercados financieros.

Algunos medios han criticado que en estos días, Bush haya tenido tiempo para cenar con el presidente de Ghana, para sobrevolar la zona de Texas dañada por el huracán "Ike", posar con los finalistas al premio "Jóvenes del Año" o reunirse con el general David Petraeus, pero no para dar aliento a los ciudadanos ante la grave crisis financiera.

Hoy quiso romper este silencio y, en un comunicado leído, reconoció que "los estadounidenses están preocupados por la situación de nuestros mercados financieros y nuestra economía". "Yo comparto sus preocupaciones", añadió.

La crisis financiera, considerada la más grave de los últimos tiempos, ha sacudido a los mercados de todo el mundo y ha dado un revés a la campaña electoral estadounidense, en la que vuelve a aparecer como favorito el candidato demócrata, Barack Obama.

Antes de referirse a la crisis, Bush explicó que había cancelado los viajes que tenía previstos a Florida y Alabama para estar pendiente de la situación y reunirse con sus asesores económicos, además del Secretario del Tesoro, Henry Paulson. Bush aseguró que su gobierno está tomando "medidas agresivas y extraordinarias" para calmar a los mercados, y "mejorar la confianza de los inversores".

Etiquetas