Despliega el menú
Economía

FABRICANTES DE SANITARIOS

Buselas impone una multa de 38,7 millones a Roca por pactar precios

La CE sanciona a 17 fabricantes europeos de sanitarios por mantener los precios excesivamente altos durante 12 años.

La Comisión Europea ha impuesto una multa de 622 millones a un cártel de fabricantes de artículos sanitarios, que mantuvo precios artificialmente altos durante 12 años, entre 1992 y 2004. La española Roca figura entre los culpables de prácticas ilegales para la fijación de precios, a través de dos filiales en Francia y Austria, y deberá pagar por ello una multa de 38,7 millones, la quinta más elevada.

En total, las empresas implicadas en el cártel eran 17. "Estaban bien organizadas", declaró el comisario Almunia, al dar cuenta de la decisión del Ejecutivo comunitario. El cártel actuó en seis países y afectó a unos 240 millones de consumidores.

Reducción por colaborar

De las 17 empresas implicadas, la norteamericana Masco se ha visto liberada de la sanción que le correspondía, en premio por su colaboración con las autoridades de la Competencia en el desmantelamiento del cártel. Una compatriota, Ideal Standard, pagará la multa más alta, 326 millones, y eso porque su colaboración con Bruselas le ha rebajado la cuantía reclamada un 30%. Grohe, otra de las implicadas, ha visto su multa reducida en un porcentaje equivalente por los mismos motivos. Asume un pago de 54,8 millones.

Las empresas implicadas en la operación eran Artweger, Cisal, Dornbracht, Duravit, Duscholux, Grohe, Hansa, Ideal Standard, Kludi, Mamoli, Masco, Roca, RAF, Sanitec, Teorema, Villeroy & Boch y Zucchetti. La implicación de la española Roca se produjo a través de sus filiales en Austria, Laufen AG, y en Francia, Roca SARL.

Diez de estas empresas pidieron a Bruselas una reducción de las cuantías exigidas, alegando la situación precaria de sus negocios. Las lograron solo cinco de ellas, en porcentajes que oscilan entre el 25 y el 50%, pero sus nombres no serán hechos públicos para no agravar su situación.

Por su pate, Roca ya ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal de Primera Instancia de la Unión Europea la multa impuesta por Bruselas. Según informó ayer el fabricante español en un comunicado, Roca "no puede aceptar la responsabilidad solidaria que le atribuye la CE" y está "en completo desacuerdo" con la imputación que se le hace y con la "desproporcionada" cuantía de la sanción.

Etiquetas