Despliega el menú
Economía
Suscríbete

PLAN DE RESCATE

"Es bueno ayudar a Grecia pero no deben dejarla sola para administrar el dinero"

Dos griegos residentes en Zaragoza ven inevitable lo ocurrido en su país dado el alto grado de corrupción, pero descartan que España pueda seguir sus pasos.

Manuel Giatsidis es profesor de griego en el Centro Universitario de Lenguas Modernas en Zaragoza.
"Es bueno ayudar a Grecia pero no deben dejarla sola para administrar el dinero"
ESTHER CASAS

Manuel Giatsidis, subdirector del Centro Universitario de Lenguas Modernas de la Universidad de Zaragoza, donde reside desde hace treinta años, considera que "es bueno ayudar a Grecia", pero que no deberían "dejarla sola administrando los 110.000 millones de euros de la UE y el FMI". A su juicio, "el dinero no se lo tenían que dar a los griegos: de alguna forma, tendrían que controlarlo los europeos porque si no, volveremos a las mismas", advierte.

Bastante crítico con los políticos de su país, Giatsidis ya no se fía de nadie: " El dinero, que estaba en manos de empresarios y políticos, ha volado. Los griegos no eligen partido sino diputado y eso conduce a los griegos a un sistema de toma y daca. Es decir, el político de turno le dice al ciudadano: 'Si me vota toda tu familia meto a dos de los tuyos en el sector público' y así nos ha ido", denuncia, sin ocultar que "en Grecia hay mucho chorizo o 'clefte' en griego, raíz de cleptómano". Lo malo, añade, es que, al final, el resultado de la pésima gestión política lo van a pagar justos por pecadores: "Mi madre, pensionista, que vive en un pequeño pueblo en la frontera de Grecia con Bulgaria, me cuenta que no quiere ni oír hablar de los políticos porque le van a quitar las pagas extras". También, sus dos hermanos, uno taxista que vive en Tesalónica ha visto reducirse en un 30% su trabajo y que encima le suben los impuestos; y el otro, que trabaja en una empresa privada de Atenas, también ha sufrido una rebaja de su salario.

Lo malo, el país que va a quedar

Lo peor de todo para Giatsidis, es la Grecia que va a quedar para los jóvenes "que sufrirán durante años sueldos bajos e impuestos muy altos". Giatsidis, que preside la recién constituida Asociación Heleno Aragonesa, descarta que España pueda seguir los pasos de Grecia. "No es comparable. España es cuatro veces Grecia, es un país industrial, incluso su turismo es una industria, mientras que en Grecia no hay nada: el motor es el turismo y la agricultura. Además como país es mucho más reciente que España ya que se constituyó como quien dice después de la II Guerra Mundial, y lo peor, es que no ha sabido aprovechar las ayudas recibidas, mientras que España sí lo ha hecho. Por eso, no creo que pueda sucederle lo mismo". Fotios Basmalis, propietario de los restaurantes 'Giros Griego', que lleva 34 años en Zaragoza, piensa también que la situación en España "no tiene comparación con la de Grecia porque cuenta mucho la fortaleza y credibilidad de un Gobierno y el de Grecia no tiene ninguna". Además, denuncia, en su país, el nivel de corrupción es altísimo: "Aquí en España, el que la hace la paga, pero en Grecia el que la hace coge el dinero y se va". En su opinión, lo acontecido en Grecia era "inevitable porque desde 1984 han faltado buenos gestores políticos: no ha habido control y un país sin control que miente sobre sus cuentas públicas pierde toda credibilidad". Por último, recomendó a la UE estar vigilante con las ayudas: "Si no el dinero irá a parar otra vez a los bolsillos de unos pocos". La consecuencia peor, añade, que "la clase obrera va a pagar el pato y Grecia se va a empobrecer muchísimo: estoy preocupado por mis padres, los dos pensionistas, y mi hermana, que viven allí". Además, advierte, "ya veremos como acaba esto, porque el griego, de natural belicoso, no va a permitir que le recorten derechos laborales".

Etiquetas