Despliega el menú
Economía
Suscríbete

COMPETENCIA

Bruselas investiga a Cemex y otras siete cementeras por un presunto pacto de precios

La Comisión Europea analiza si hubo un acuerdo ilegal para repartirse el mercado. Las firmas están presentes en nueve países.

La Comisión Europea anunció ayer el inicio de una investigación formal contra la firma mexicana Cemex y otras siete cementeras presentes en España, Austria, Bélgica, República Checa, Francia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Reino Unido ante las sospechas de que hayan participado en un acuerdo ilegal para pactar precios y repartirse el mercado.

El Ejecutivo comunitario no identificó a las empresas pero, además de Cemex, la francesa Lafarge, la suiza Holcim, la alemana HeidelbergCement, la italiana Buzzi Unicem y su filial Dyckerhoff confirmaron que están siendo investigadas.

“La Comisión investigará en particular posibles restricciones a importaciones o exportaciones, el reparto de mercado y la coordinación de precios en los mercados de cemento y productos relacionados”, dijo el Ejecutivo comunitario en un comunicado. De confirmarse estos cargos, las empresas responsables podrían ser objeto de cuantiosas multas.

Bruselas ya realizó inspecciones por sorpresa en las instalaciones de empresas cementeras en Alemania, Francia, Reino Unido, Bélgica, Países Bajos, Italia y Luxemburgo en noviembre de 2008 y en España en septiembre de 2009.

El lanzamiento de la investigación no implica que la Comisión tenga pruebas de que haya existido una infracción. Solo significa que dará prioridad al caso. No hay plazos legales para completar el procedimiento. Su duración dependerá de varios factores, como la complejidad del caso y el grado de colaboración de las empresas.

Cooperación

Cemex aseguró que ha cooperado con la investigación y que “siempre ha actuado de conformidad con las leyes y regulaciones aplicables, y tiene intención de defender con firmeza su posición en este procedimiento”. Bruselas se centrará en investigar indicios de que las firmas “actuaron para restringir los flujos comerciales” en el área económica europea.

Bruselas ya impuso una multa a un cártel europeo en el sector del cemento en 1994. Además, las autoridades de competencia de Alemania y Polonia también han sancionado a varias cementeras en 2003 y 2009. Lo mismo hizo Francia en 2007.

Etiquetas