Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRÓNICA BURSATIL

La bolsa española cae el 1,1% lastrada por la banca

En Europa, con el euro a 1,314 dólares, los principales parqués también han sufrido bajadas, especialmente Milán que se deja el 1,46%.

La bolsa española ha caido el 1,12% arrastrada por la banca y el resto de grandes valores, los datos de morosidad del crédito y la gran incertidumbre de los inversores sobre cómo comenzará 2011, que hicieron perder al selectivo español el nivel de los 9.900 puntos y acumular una caída semanal del 2,21%.

El principal indicador del mercado español, el IBEX 35, restó 112,20 puntos y concluyó la sesión exactamente en 9.898,10 puntos. Las pérdidas acumuladas en el año se amplían al 17,10%.

En Europa, con el euro a 1,314 dólares, antes del cierre nacional bajaban los principales parqués, aunque en menor medida, con la excepción de Milán, que se dejaba el 1,46%, mientras que París, bajaba el 0,36%; Fráncfort, el 0,33%; y Londres, el 0,05%.

Al inicio de la sesión, en los primeros minutos, el IBEX 35 subía el 0,32% y se mantenía por encima de 10.000 puntos, asumiendo la severa rebaja de Moody's a la deuda pública irlandesa, al igual que hacían el resto de mercados europeos.

Sin embargo, poco después, tras conocerse que la morosidad del crédito concedido por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito en España subió de nuevo en octubre, tras caer ligeramente en septiembre, suscitó las dudas de algunos inversores.

La morosidad se situó en el 5,66%, su mayor nivel desde enero de 1996, y los expertos destacan que lo "menos alentador" ha sido el ritmo de aumento en el caso de los bancos, por ello el castigo recibido en el parqué.

Por la presión de los bancos, la bolsa volvía a perder el nivel de 10.000 puntos, al igual que le sucedió ayer, y a mediodía, el IBEX 35 ya perdía el 0,49%.

Sucumbía así al malestar de los inversores causado por la drástica rebaja de calificación de Moody's a la deuda irlandesa, en una sesión de vencimientos de futuros y opciones, en la que tampoco ayudaba la puesta en revisión por parte de la misma agencia de las calificaciones de Endesa y Enagás.

La falta de grandes avances en la cumbre europea para lograr un compromiso que garantice la estabilidad del euro y consiga cortar los ataques especulativos contra la deuda de algunos países no servía para calmar la incertidumbre.

La apertura mixta de la bolsa de Wall Street, con una caída del 0,18% del índice Dow Jones tampoco ayudaba.

Entre los pesos pesados del mercado, sólo Iberdrola logró subir, el 1,22%, hasta 5,57 euros; mientras que el BBVA cayó el 2,69%, hasta 7,59 euros; Banco Santander, el 2,03%, hasta 7,97 euros; Telefónica, el 1,10%, hasta 17,06 euros; y Repsol, el 0,14%, hasta 20,8 euros.

Bankinter fue la cotizada más bajista, con un recorte del 3,06%, seguida de Ferrovial y BBVA, con una caída del 2,85 y el 2,69%, respectivamente.

En el lado contrario, las más alcistas fueron Endesa, que subió el 2,54%; ArcelorMittal, el 2,32%; y Técnicas Reunidas, el 1,76%.

En el mercado continuo destacó la subida del 6,70% del grupo Tavex y la de Montebalito, del 4,37%; mientras que los más bajistas fueron los derechos de la suscripción de la ampliación de Sacyr, del 43,48%.

Poco antes del cierre del mercado de deuda, la prima de riesgo avanzaba hasta 253 puntos básicos, a pesar de que la rentabilidad del bono español a diez años se mantenía en 5,55%.

Etiquetas