Despliega el menú
Economía
Suscríbete

CRISIS FINANCIERA

Barclays adquirirá la financiera Lehman Brothers

El juez del Tribunal de Quiebras estadounidense, James Peck, aprobó el acuerdo que permitirá la compra-venta.

Un juez de EE.UU. ha aprobado el acuerdo en virtud del cual el banco británico Barclays comprará el negocio central del estadounidense Lehman Brothers Holdings, que hace escasos días se declaró en bancarrota -la mayor de la historia del país- y provocó tanto una hecatombe en las bolsas mundiales como -además de por otros problemas económicos- la mayor intervención pública estadounidense de la historia, que las mismas bolsas agradecieronel viernes, por ejemplo con un Ibex-35 en crecida récord.

 

Al tomar su decisión, el juez del Tribunal de Quiebras, James Peck ha explicado a una repleta corte de Manhattan que no ha encontrado una alternativa mejor para los activos de Lehman. "Tengo que aprobar esta transacción porque es la única disponible", aclara Peck.

El magistrado ha añadido que el caso no debería ser considerado un precedente para otros similares que se acojan al capítulo 11 del Código de Quiebra estadounidense. Lo habitual es que las quiebras se procesen de forma más metódica y pausada, no en una semana, como ha ocurrido con Lehman. "Esta es la vista de quiebra más trascendental que haya presenciado nunca", ha señalado Peck. "No puede ser considerada nunca un precedente para casos futuros. Es difícil para mí imaginar una emergencia parecida".

Sin precedentes 

El caso de la bancarrota de Lehman no tiene precedentes en la justicia estadounidense, basada en el sistema anglosajón, que da gran importancia a la jurisprudencia. El caso más parecido es el de la quiebra de WorldCom en 2002, que supuso la gestión de 100.000 millones de dólares en activos, una cantidad muy inferior a los 600.000 millones de dólares en activos con los que cuenta Lehman Brothers.

Más de lo esperado

La entidad británica había llegado a un acuerdo para la compra de la plataforma de inversiones y mercados de capitales de Lehman Brothers en Norteamérica. Por la operación, comunicada el miércoles al organismo regulador del Reino Unido, Barclays ha acordado pagar 1.750 millones de dólares (unos 1.213 millones de euros).

El acuerdo de compra fue ligeramente modificado ayer en los tribunales, ya que los abogados de Lehman indicaron que las cuentas de operaciones habían menguado y que la tasación de sus propiedades, incluida la sede de Lehman en Nueva York, ha dado una cifra menor de la esperada.

Si finalmente se materializa, el pacto servirá para salvar 10.000 empleos de Lehman en Estados Unidos y dará liquidez para financiar las operaciones de la compañía. Está previsto que durante el fin de semana se transfieran las cuentas de los clientes estadounidenses. Barclays se ha mostrado dispuesto a adquirir también los activos de Lehman en otras partes del mundo.

4.500 empleados europeos, en el aire

Los administradores de los negocios europeos de Lehman Brothers han reaccionado de forma diferente, reclamando la devolución de 8.000 millones de dólares (más de 5.500 millones de euros) que ese banco transfirió a la compañía holding en Estados Unidos antes de que el grupo se declarara en quiebra.

Tony Lomas, el socio de PricewaterhouseCoopers colocado al frente de la administración de Lehman en Londres, ha señalado que la transferencia de ese dinero a Nueva York en días previos a la quiebra no ha sido sospechosa, aunque no ha querido descartar nada, según informa el Financial Times.

"Hay que seguir investigando porque se trata de una suma muy alta. Pero es demasiado simple decir que los 8.000 millones se sacaron de Londres y se colocaron en Nueva York. El banco (Lehman Europa) puso su dinero en el holding. 8.000 millones de dólares salieron de Londres y fueron a Nueva York. Es normal que reclamemos", ha afirmado.

 

Esa reclamación, que será sin duda bien acogida por los 4.500 empleados de Lehman en Londres que se han quedado de momento en la calle, representa un endurecimiento de la postura de los administradores.

Etiquetas