Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Reforma laboral

Báñez explica las medidas a patronal y sindicatos

La ministra se reune con los secretarios generales de CC.OO. y de UGT, con los presidentes de CEOE y Cepyme, así como con las principales organizaciones de autónomos.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, reunida con patronal y sindicatos
Báñez recibe a la patronal y los sindicatos
EFE

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, recibirá este lunes a los representantes de empresarios y sindicatos en el Ministerio para explicarles las líneas básicas de la reforma laboral que aprobó el viernes el Gobierno y que ha entrado en vigor este domingo.

En concreto, Báñez se reunirá a las 11.00 con los secretarios generales de CC.OO. y de UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, y con los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Jesús Terciado.

Posteriormente, a las 17.30, la ministra se reunirá con las principales organizaciones de trabajadores autónomos, colectivo para el que se han incluido también diversas medidas en la reforma laboral, entre ellas un contrato indefinido de apoyo a los emprendedores.

La reforma, que se ha aprobado como Real Decreto-ley pero que se tramitará como proyecto de ley, generaliza la indemnización por despido improcedente de 33 días por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades, al tiempo que establece que la del despido procedente será de 20 días por año trabajado, con un máximo de un año de salario.

Los sindicatos ya han expresado su malestar con el texto del Gobierno y aseguran que está escrito "con la pluma de la CEOE". Además, creen que los cambios no están justificados y suponen un desmantelamiento del derecho del trabajo.

De hecho, los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, ya han anunciado que convocarán manifestaciones en toda España el próximo 19 de febrero para convertir la calle en un "clamor" contra la reforma laboral aprobada por decreto por el Gobierno.

A pesar del descontento, los sindicatos quieren dar una oportunidad al Gobierno y aprovecharán la reunión del lunes para pedir Báñez que corrija la reforma y que abra un proceso formal para poder modificar el texto durante su tramitación en el Congreso.

En cambio, los empresarios están contentos con la reforma porque, a su parecer, es un paso "imprescindible y sustancial" en el proceso de modernización de la legislación laboral que aproxima la flexibilidad española a la de los países del entorno.

Según CEOE y Cepyme, la reforma supone "un paso hacia adelante" en el proceso que pretende llevar a la salida de la crisis y a la recuperación económica y es un "instrumento" que facilita la creación de empleo. "Sienta las bases para un mercado de trabajo más eficaz y flexible", han dicho.

Etiquetas