Despliega el menú
Economía
Suscríbete

SINIESTRALIDAD AL VOLANTE

Baja el número de accidentes laborales pero suben los producidos los 'in itinere'

Los accidentes laborales con baja han descendido el 2,94% en Aragón en los nueve primeros meses del año respecto al mismo periodo del año anterior, aunque han aumentado el 7,58% los siniestros 'in itinere', al salir o al regresar del trabajo, el 70% en el caso de los graves, según UGT.

Los accidentes laborales con baja han descendido el 2,94% en Aragón en los nueve primeros meses del año respecto al mismo periodo del año anterior, aunque han aumentado el 7,58% los siniestros 'in itinere', el 70% en el caso de los graves, según UGT.

Este aumento, dada la "distorsión" que existe porque hay siniestros 'in itinere' que se consideran accidentes de tráfico, hace necesaria para UGT la creación, en el marco del Acuerdo Económico y Social para el Progreso de Aragón, del gestor de la movilidad, una figura sindical que se encargue de analizar cómo se puede organizar la movilidad en los polígonos, con medidas como el coche compartido, el transporte de empresa o el mancomunado.

Hasta septiembre se registraron en la comunidad 23 accidentes mortales, lo que representa un descenso del 39,47 por ciento respecto a 2009, los accidentes graves cayeron un 14,91 por ciento, hasta los 97, y los leves el 2,74 por ciento, con 13.554, mientras que las enfermedades profesionales, con 570 casos, todos leves, decrecieron un 9,67 por ciento.

El sector servicios lidera los accidentes graves y mortales, con 42 y 14, respectivamente, seguido por la industria (32 y 5) y la construcción (24 y 11).

Esos son algunos de los datos que de los que ha informado UGT con motivo de la campaña nacional que está llevando a cabo el sindicato con el lema "Mano a mano por la prevención. Mano a mano por tu salud y por tu seguridad", con la que pretende concienciar a trabajadores y empresarios de que con pequeñas medidas preventivas la mayoría de los accidentes y enfermedades profesionales se pueden evitar.

Así lo ha indicado la secretaria confederal de Salud Laboral de UGT, Marisa Rufino, en la presentación de la campaña acompañada por el secretario general del sindicato en Aragón, Julián Lóriz, quien ha hecho hincapié en la necesidad, en tiempos de crisis, de "no bajar la guardia" en el compromiso contra la siniestralidad laboral, que ha caído, entre otros factores, por el descenso de la actividad económica y por la "opacidad" que existe en este ámbito.

Rufino ha destacado que aunque las cifras de siniestralidad han descendido, en España mueren al día dos trabajadores, diecisiete sufren un accidente grave, 1.774 leves y 52 tienen una enfermedad profesional, además de que los accidentes están vinculados con la temporalidad, ya que por cada empleado indefinido se accidentan cuatro eventuales.

Ha resaltado además que están descendiendo los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales con baja -según el sindicato, hasta septiembre se habían registrado 900.000 accidentes y 13.035 enfermedades profesionales- y que aumentan sin baja porque los trabajadores prefieren seguir en su puesto por miedo a perder el empleo, con lo que están aceptando condiciones laborales de "semiesclavitud".

Ha indicado que una de cada tres empresas visitadas por la Inspección de Trabajo incumple la normativa preventiva y que los accidentes de trabajo no se investigan ni se modifican las condiciones laborales cuando se ha producido el siniestro.

Ha advertido además de que las empresas entienden la prevención de riesgos laborales como un coste y que es el primero que están dejando de pagar por la crisis, con lo que el sindicato teme que cuando repunte la economía la siniestralidad laboral vuelva a niveles "alarmantes".

Con la campaña, ha agregado, el sindicato pretende informar también de la infradeclaración que se produce sobre enfermedades profesionales y de que los riesgos psicosociales (las patologías que derivan del estrés o la violencia del trabajo) "son inexistentes" cuando, si se declararan, las enfermedades profesionales llegarían a 300.000.

Rufino ha defendido que se traslade a España el listado de enfermedades profesionales aprobado por la Organización Internacional del Trabajo porque el español se ha quedado "obsoleto" al no incluir las patologías derivadas de los riesgos psicosociales cuando son la segunda causa de baja por enfermedad común y la primera de los trastornos osteomusculares.

La campaña, que se prolongará hasta diciembre, coincide con la puesta en marcha de la reforma laboral que desde el punto de vista de salud de los trabajadores, ha dicho Rufino, afectará a los incrementos de la siniestralidad.

Etiquetas