Economía
Suscríbete

INCERTIDUMBRE SOBRE EL PARO

Más crispación entre AENA y los controladores

Los responsables de los aeropuertos exigen a USCA que acepte su propuesta o fije ya la fecha de la huelga.

Pasajeros en el aeropuerto de Barajas
Más crispación entre AENA y los controladores
J. J. GUILLéN/EFE

Aumenta la tensión entre los controladores y AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea), con amenazas, cruces de acusaciones y exigencias que no ayudarán a resolver un conflicto que mantiene en vilo a todo el sector turístico. Ambas partes se responsabilizan mutuamente de ser los causantes de la ruptura de las negociaciones.

La secretaria de Estado de Transportes, Concepción Gutiérrez, solicitó ayer al sindicato de controladores aéreos (USCA) que tome una decisión sobre la propuesta que hizo AENA el viernes y convoque a su Comité Ejecutivo "para acabar con la incertidumbre". Asimismo, advirtió de que el ministro de Fomento, José Blanco, no va a reunirse con ellos porque "no puede aceptar chantajes". En una reunión durante la tarde con varios medios de comunicación, la responsable de Transportes pidió al colectivo de controladores que no convoque la huelga, pero insistió en que si va a hacerlo, que concrete la fecha "cuanto antes". "Hay que acabar con la incertidumbre de todos los ciudadanos españoles y garantizarles su derecho a unas vacaciones", avisó.

Críticas a USCA

Sobre la reunión mantenida el viernes entre USCA y AENA, y que acabó bien entrada la noche sin alcanzar un acuerdo definitivo, Gutiérrez aseguró que "se avanzó mucho en los doce puntos que había en discordancia", aunque desde el sindicato señalaron que no podían aceptar la oferta y desconvocar la huelga sin convocar al Comité Ejecutivo. "Dijeron que no podían desconvocar la huelga porque debían desconvocar a su Comité Ejecutivo, consta en el acta de la reunión de ayer (por el viernes). Por tanto, USCA debe responder a la propuesta que hay sobre la mesa y no valen juegos dilatorios", ha añadido.

Instó al colectivo a que de una vez "por todas" digan si desconvocan los paros y aceptan la oferta realizada por AENA o el proceso de arbitraje, o si, por el contrario, no aceptan estas opciones y a que comuniquen "el día y la hora" en el que tendrá lugar la huelga. "Así, podremos adoptar los servicios mínimos y garantizar la movilidad de los ciudadanos. Es evidente que USCA está donde siempre, instalado en la cultura del chantaje y pretendiendo arrancar privilegios en contra de lo decidido por el Parlamento y ratificado por los jueces", añadió.

Por otra parte, Gutiérrez reiteró que el ministro no tiene intención de reunirse con los representantes del sindicato de controladores para negociar, porque, en su opinión, eso sería aceptar un chantaje. "Pretender cobrar más, trabajar menos y saltarse la ley con amenazas es un chantaje", subrayó.

Plazo para volver a negociar

Entre tanto, el portavoz del sindicato USCA, Daniel Zamit, aseguró que se habían fijado como plazo máximo hasta mañana para que AENA retome las negociaciones porque si no se reunirá el Comité Ejecutivo de la organización sindical para la convocatoria de paros.

Zamit afirmó que la intención de USCA no es acudir a la huelga y que esta no se llevará a cabo mientras haya una negociación. Así, indicó que si AENA no vuelve a sentarse a negociar antes de mañana, el Comité Ejecutivo del sindicato se reunirá el martes para confirmar la convocatoria de huelga, que podría tener lugar el 21 o el 22 de agosto, puesto que hay que dejar un margen de diez días desde su convocatoria.

El portavoz de USCA destacó que durante toda esta semana han estado negociando y explicó que en AENA se han tomado el fin de semana "de vacaciones" y de "descanso", a pesar de que se habían alcanzado acuerdos en varios puntos importantes. Ante la actual situación de desacuerdo, el portavoz de la organización sindical volvió a reclamar la intervención de Blanco. Por otro lado, el representante de USCA subrayó que en AENA no tienen conocimiento del número de controladores que se necesitan, ni cuáles se asignarán a las torres o a los centros de control.

Etiquetas