Despliega el menú
Economía
Suscríbete

MACROECONOMÍA

Aragón crece un 0,24% en el cuarto trimestre de 2009 y sale técnicamente de la recesión

Marcelino Iglesias reconoce que el incremento es "moderado" y que "aún nos quedan unos meses complicados".

La mejor respuesta del consumo ha sido determinante en la mejora  registrada por la economía
Aragón crece un 0,24% en el cuarto trimestre de 2009 y sale técnicamente de la recesión
OLIVER DUCH

La economía aragonesa creció un 0,24% en el cuarto trimestre de 2009. Se cumplen así dos trimestres consecutivos en los que el Producto Interior Bruto (PIB) registró valores positivos, -un 0,09% entre julio y septiembre del pasado año-, con lo que se cumple el requisito técnico por el que la economía aragonesa deja atrás la recesión.

 

Estos datos, ya oficiales, los avanzó ayer el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, que reconoció que "es un crecimiento modesto, pero es un crecimiento", más si se compara con la evolución de la economía española que terminó el cuarto trimestre de 2009 en signo negativo (-0,1%).

 

Con estas cifras en la mano, Iglesias se mostró "moderadamente" optimista. Recordó que salir de la recesión no significa abandonar también la situación de crisis. Reconoció que "aún nos quedan unos meses complicados" que continuarán impactando en el empleo. Pero insistió en que "hemos iniciado una senda de crecimiento", que convierte a la aragonesa en una de las tres únicas autonomías españolas que crecen (junto con País Vasco y Navarra), y se mostró convencido de que "a partir del próximo verano" la economía aragonesa será capaz de generar nuevos puestos de trabajo. "Es un crecimiento modesto pero que está acelerándose", repitió Iglesias, que auguró que "este es un camino imprescindible para crear puestos de trabajo, porque si no pasamos por esta etapa de crecimiento suave no llegaremos a tasas del 2% necesarias para generar empleo".

Los protagonistas

La ligera recuperación del consumo, cuya caída es inferior a la registrada en trimestres anteriores, explican la positiva evolución de la economía aragonesa, donde ha sido decisivo el mejor comportamiento de la construcción. Su caída (-2,92%) se interpreta "próxima" a haber tocado fondo, a diferencia de lo que sucede en el conjunto de España, donde este sector cayó un 5,81% en el cuatro trimestre, el doble que la tasa negativa aragonesa.

 

El tercer protagonista de dicha mejoría es el sector servicios. Según los datos facilitados por el presidente aragonés, este sector presenta la mejor cara. Aunque continúa en tasas negativas, en el cuatro trimestre de 2009 su descenso fue del 0,42%, una tercera parte del registrado el trimestre anterior y muy inferior al 1,11% contabilizado por la media nacional. El dato -insistió Iglesias- es doblemente "importante" si se tiene en cuenta que "el 60% de la economía aragonesa es una economía de servicios".

 

La evolución aragonesa también sale bien parada en comparación interanual, ya que los últimos datos sobre la evolución del PIB demuestran que en el tercer trimestre de 2009 su caída se situaba en el -4,7%, pero tres meses después este porcentaje se había reducido al -2,8%, lo que evidencia que este moderado crecimiento es a la vez un incremento progresivo y más rápido, según detalló Iglesias.

Presupuesto y déficit

Ante la petición del Estado para que las autonomías y administraciones locales contengan el gasto, Iglesias respondió que Aragón "ya hizo un esfuerzo presupuestario" en las cuentas de 2010, en concreto con un recorte del 2% respecto a las del año anterior, centrado especialmente en el gasto corriente y con la intención de no paralizar la inversión pública. Si como recogen las cifras presentadas ayer Aragón vuelve a entrar en la senda del crecimiento, "lo razonable será que el déficit público pueda ajustarse cuanto antes y volver a tasas del 3% tal como exige la Unión Europea", explicó el presidente.

 

Antes de realizar estas declaraciones Iglesias mantuvo una reunión con el presidente de la Cámara de Comercio de Teruel, Carlos Mor, que le presentó la complicada situación económica que atraviesa la provincia turolense. Mor se mostró más pesimista que el presidente aragonés y, aunque valoró las cifras, destacó que "no creo que la creación de empleo se produzca antes del primer trimestre de 2011".

Etiquetas