Despliega el menú
Economía

EMPRESAS-ARAGÓN

Amado Franco: "España no supo vender la solvencia de sus entidades tras la crisis"

Algunas entidades han hecho emisiones durante las últimas semanas, entre ellas, Santander, que en total lanzó al mercado varias emisiones de deuda por un importe superior a 5.700 millones de euros o Caixa Catalunya, que colocó cédulas hipotecarias por valor de 1.750 millones de euros el pasado jueves.

El presidente de Ibercaja, Amado Franco, criticó que España ha fallado "al no vender" al exterior la solvencia y eficiencia de su sistema financiero, al que se le ha "metido en el mismo saco" que al de otros países tras la crisis financiera.

En un encuentro organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Franco reconoció que "al darlo como obvio, todos hemos fallado", desde el Estado, pasando por la Asociación Española de la Banca, la Confederación Española de Cajas de Ahorros y hasta las propias entidades. Así, cuando estalló la crisis financiera, surgió la desconfianza hacia el conjunto del sistema financiero mundial, sin tener en cuenta que las entidades españolas no habían invertido en hipotecas de alto riesgo porque la demanda de inversión crediticia de nuestro país era suficiente.

No obstante, Franco valoró que ahora se empiece a diferenciar entre sistemas financieros y se considere la "bondad" del español, así como que los mercados de emisiones se estén abriendo, y los de titulizaciones lo vayan a hacer en un futuro.

Preguntado por si el Estado debió adoptar medidas como el canje de titulizaciones hipotecarias por deuda pública como hizo el Banco de Inglaterra, Franco consideró que se ha hecho bien en no tomarlas porque "las medidas antes de tiempo, pueden equivocar al mercado y transmitir un mensaje erróneo".

Respecto a su entidad, el presidente de Ibercaja mantuvo sus previsiones de que el beneficio crecerá este año un 10 por ciento, aunque la tasa de morosidad vaya a pasar "de largo" el 1 por ciento.

Sin embargo, incidió en que aunque la mora en España se duplique, en ningún caso pondrá en riesgo la solvencia de las entidades, al tiempo que diferenció entre morosidad industrial y en préstamos hipotecarios, ya que "aunque un piso pierda valor, está ahí". Franco aseguró que las entidades financieras viven de dar préstamos y ahora "nos vamos a pelear por financiar pequeñas y medianas empresas".

En este sentido, confió en mantener en 2008 el ritmo de concesión de préstamos interanual a pymes en torno al 22 por ciento.  El presidente de Ibercaja subrayó la apuesta de la entidad por la vivienda de protección oficial, a su juicio "fundamental", pues además de generar empleo permite el acceso a la vivienda a colectivos que de otra forma no podrían.

Respecto a la posibilidad de fusión entre entidades, el presidente de Ibercaja aseguró que en el caso de Aragón, con la Caja de Ahorros de la Inmaculada (CAI), no tiene sentido, entre varios motivos, porque es buena la competencia.

Sobre el modelo de crecimiento económico de España, Franco lamentó que "el aterrizaje" no esté siendo suave y que no mejoren ni la industria ni el sector exterior, con temas pendientes como la innovación y la competitividad.

En cuanto a la situación actual de la economía, el presidente de Ibercaja aseguró que "nos hemos acostumbrado mal y parece que la crisis es el fin del mundo y no lo es", al tiempo que valoró que la economía crezca por encima del 2 por ciento y el Estado cuenta con unas cuentas públicas "más saneadas", que en otras ocasiones.

 

El presidente de Ibercaja anunció que la entidad podría lanzar esta misma semana una emisión de bonos por un importe que oscilará entre 300 millones y 400 millones de euros, aunque precisó que la cifra "aún no está cerrada". 

De este modo, el presidente de la entidad concretaba el anuncio que hizo durante la convención de directivos que celebró en pasado mes de abril en Zaragoza, donde avanzó que la entidad haría una emisión, aunque estudiaría la mejor forma de hacerlo. Franco precisó hoy que posiblemente la emisión sea de bonos.

Asimismo, el presidente destacó que "es bueno que las entidades salgan al mercado", y que si hasta ahora no lo han hecho en mayor número ha sido por no generar más alarma, ya que el precio de las emisiones era "alto" y podría crear en el mercado la sensación de que una entidad atravesaba un mal momento al hacer la emisión sin tener en cuenta el coste.

En este sentido, avanzó que el mercado de emisiones "se irá normalizando" y que el precio de las mismas va a ser "mucho más normal" del que se fijó en los últimos meses.

Algunas entidades han hecho emisiones durante las últimas semanas, entre ellas, Santander, que en total lanzó al mercado varias emisiones de deuda por un importe superior a 5.700 millones de euros o Caixa Catalunya, que colocó cédulas hipotecarias por valor de 1.750 millones de euros el pasado jueves.

Etiquetas