Despliega el menú
Economía
Suscríbete

Amado Franco: «El decreto de las cajas es muy duro»

El presidente de Ibercaja y vicepresidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Amado Franco, ha considerado que el decreto ley del Gobierno de España «es discriminatorio, en primer lugar con todas las entidades españolas, bancos y cajas, respecto a la sucursales de banca extranjera que estén aquí».

El presidente de Ibercaja y vicepresidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Amado Franco, ha considerado que el decreto ley del Gobierno de España «es muy duro y discriminatorio» con las cajas, si bien despeja «incógnitas» y si sirve para recuperar la credibilidad del sistema financiero, «y en particular de las cajas de ahorros, y vuelve la normalidad en el mercado, bienvenido sea».

En rueda de prensa, Franco ha recalcado que «el decreto ley es muy duro», ya que «hablar de coeficientes de solvencia del 8% es más o menos como el nivel de solvencia que se exigiría en Basilea III en el año 2017», por lo que «es adelantar seis años».

Además, «es discriminatorio, en primer lugar con todas las entidades españolas, bancos y cajas, respecto a la sucursales de banca extranjera que estén aquí actuando y luego discrimina a cajas frente a bancos».

Momentos antes de presidir la convención de directivos de la entidad, Amado Franco ha opinado que los cambios en el sector no supondrán la desaparición de las cajas de ahorros. «No creo que desaparezcan sino que estamos en un momento de refundación de las cajas», ha afirmado. Sobre el futuro de Ibercaja, ha indicado que aún «no hemos decidido» si se convertirá en un banco o si optará por los otros dos caminos posibles «seguir como estamos ahora o constituir una fundación», aunque esta decisión se adoptará en «meses».

Etiquetas