Despliega el menú
Economía
Suscríbete

MACROECONOMÍA

Almunia urge una reforma laboral para combatir la escalada del paro en España

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, pronosticó un sombrío horizonte para los 'veintisiete' si no emprenden las reformas estructurales necesarias. En España -concretó-, los cambios son inevitables en el ámbito laboral si se quiere atajar la escalada del paro. El mercado de trabajo y el sistema de negociación colectiva nacionales tienen muchas cosas que mejorar, y todo el mundo debe poner manos a la obra con este objetivo, urgió. Y, en declaraciones a la cadena SER, invitó a preguntarse por las causas de las "tremendas oscilaciones" que se producen: cuando la economía va bien, crecen con fuerza los puestos de trabajo, pero la destrucción es igualmente rápida y voluminosa en momentos de recesión.

Almunia completó este viernes en Madrid una abarrotada agenda de comparecencias públicas con un encuentro con la vicepresidenta económica. A Elena Salgado le correspondió reconocer públicamente, tras el Consejo de Ministros, que los deseos del político socialista -quien se declaró "encantado" de permanecer en Bruselas formando parte del nuevo gabinete de Durao Barroso-, no encontrarán obstáculos en el Ejecutivo español, a quien corresponde realizar la propuesta. El presidente Zapatero ensalzó hace pocos días en la capital belga, ante el Colegio de Comisarios, las virtudes de Almunia. Y el reelegido presidente del Ejecutivo comunitario no dejará de agradecer a los europarlamentarios socialistas españoles el apoyo que acaban de manifestarle en la Cámara.

Retirada de ayudas

Durante su intervención en el Foro Europa, Joaquín Almunia celebró que la economía europea ya no se encuentre "en caída libre". Pero también advirtió de que la recuperación está estrechamente vinculada a los estímulos monetarios, financieros y presupuestarios aplicados, y recordó que en algún momento esas ayudas habrán de ser retiradas. El Banco Central Europeo ya tiene unas pautas sobre la forma de proceder, pero el equilibrio será muy delicado, por la importancia de no actuar a destiempo. Puesto que Estados Unidos no volverá a crecer al fuerte ritmo de la etapa anterior a agosto de 2007, a causa de su abultado endeudamiento público y privado, y Japón no parece en condiciones tras 15 años de debilidad económica, corresponde a Europa tomar el relevo.

Pero el viejo continente no reúne las condiciones necesarias para lograr una expansión que no fue capaz de registrar antes de que estallara la crisis y necesita aplicar reformas dirigidas a mejorar el funcionamiento de los mercados, la productividad de las empresas, la calidad de la educación y a favorecer la conexión entre la investigación y los sectores productivos, alertó. La 'agenda de Lisboa', auténtica hoja de ruta para conseguir estos objetivos, se ha cumplido en muy pequeña proporción.

Almunia consideró "excelente", pero de muy complicada adopción, la idea franco-alemana de aplicar un instrumento semejante a la 'tasa Tobin' o impuesto sobre las grandes transacciones globales de capital para sufragar con estos fondos la lucha contra la pobreza o programas que frenen el cambio climático.

El comisario europeo dio a entender que bastaría un mínimo gravamen para recaudar una elevada cuantía.

Etiquetas