Despliega el menú
Economía
Suscríbete

AUTOMOCIÓN

Aliaga reconoce el retraso en el pago de las ayudas a los concesionarios

El consejero aragonés de Industria, Arturo Aliaga, ha reconocido que se ha producido un retraso en el pago de las ayudas a los concesionarios de automóviles para incrementar la venta y ha señalado que el Gobierno de Aragón transfirió un millón de euros el 3 de septiembre a la entidad que gestiona estas subvenciones.

Aliaga ha agregado, en la Cortes de Aragón, que el retraso en el pago de las ayudas en el marco del Plan 2000E del Gobierno central para incentivar el sector del automóvil se debe a los procedimientos administrativos necesarios y ha informado de que hasta ayer, dentro de esta iniciativa, se habían vendido ya 5.166 vehículos en la Comunidad aragonesa, cuando las estimaciones eran de 6.000.

En este sentido, ha dicho que el Plan ha funcionado en Aragón mejor que en el resto de España y ha avanzado que están estudiando, con los fabricantes y el Gobierno central, la ampliación de esta iniciativa, que prevé descuentos de hasta 2.000 euros en la compra de automóviles.

El consejero ha recalcado que la carga financiera de las subvenciones recae en los fabricantes, con descuentos de 1.000 euros por vehículo, y en los gobiernos central y autonómico, con 500 euros cada uno, y que los concesionarios y compra-ventas son los encargados de su gestión.

Ha reconocido el retraso en el pago de las ayudas a los concesionarios y ha informado que la Consejería que dirige hizo el pasado 3 de septiembre una transferencia de crédito de un millón, cuyo documento contable esgrimió, a la entidad colaboradora que unifica en el conjunto de España los trámites administrativos y que hace liquidaciones quincenales.

Esta entidad, por la razón que sea, no ha hecho la liquidación del 15 de septiembre a las concesionarias, ha agregado, aunque ha informado de que ayer un concesionario le envió un correo para decirle que ya le iba a llegar.

El consejero ha comparecido en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo del Parlamento autonómico, a petición del PP, para informar acerca de las actuaciones urgentes que piensa plantear su Departamento para dar respuesta a la crítica situación en la que se encuentran los concesionarios de automóviles de Aragón.

Aliaga ha recordado que el decreto de ayudas del Estado se aprobó el 22 de mayo, mientras que el del Ejecutivo autonómico tuvo luz verde el 31 de julio, y ha afirmado que él no se saltaría nunca los procedimientos de gestión de los dineros públicos, "por nada del mundo", ya que "dar ayudas no es repartir talonarios, quizá en otras épocas anteriores lo hacían".

 

Se estimula la demanda

El Plan es bueno y la demanda de automóviles, que es lo que pretendía, se ha estimulado, ha señalado el consejero, al tiempo que ha afirmado que el Gobierno de Aragón "no va a remolque", en respuesta a la crítica que le ha hecho el diputado popular José Ignacio Senao, si no que va con antelación.

Y en este sentido, ha recordado que la Comunidad aragonesa fue la primera de España en poner en marcha en 2006 las líneas ICO para vehículos industriales, unas ayudas a las que se han acogido hasta el momento 900 empresarios, con subvenciones medias de 1.800 a 2.000 euros.

En el caso de los 5.166 automóviles comprados dentro del Plan 2000E en Aragón, ha informado de que el 94 por ciento eran para privados, el 1,5 por ciento para autónomos y el 3,7 por ciento para pymes.

De ellos, el 91 por ciento eran nuevos y el 8,6 por ciento eran usados, mientras que el 94 por ciento correspondía a turismos y el 5,7 por ciento a vehículos industriales pequeños.

El diputado popular José Ignacio Senao ha dicho que los concesionarios han hecho un esfuerzo personal "tremendo" al adelantar las ayudas públicas a los compradores, mientras que el Gobierno de Aragón "una vez más ha ido a remolque y a trancas y barrancas", ya que tanto su presidente, Marcelino Iglesias, como Aliaga, han firmado un decreto que compromete la voluntad de todos los aragoneses y que han incumplido flagrantemente.

Senao ha criticado que el consejero se ampare en la seguridad jurídica para retrasar los pagos y ha opinado que los procedimientos se podrían hacer más rápido, ya que cuando han querido lo han hecho, pero cumpliendo con la estricta legalidad.

Ha reconocido que se han incrementado las cifras de ventas de vehículos en Aragón y que el sector ha mejorado y ha dicho al consejero -enseñándole el decreto- que para otra vez digan que se va a pagar más tarde.

Sobre las alusiones del consejero sobre que se están investigando fraudes en las matriculaciones de vehículos a nivel nacional, Senao ha afirmado que con esta generalización quieren castigar a todos, "como en una clase de parvulitos".

Por su parte, Chesús Yuste (CHA) ha señalado que estas ayudas van a tener escasa incidencia en la crisis global del sector automovilístico, mientras que Javier Callau (PAR) y José Ramón Ibáñez (PSOE) han dicho que el plan ha sido un éxito.

Etiquetas