Despliega el menú
Economía

GENERAL MOTORS

Alemania rechaza dar ayudas a Opel, aunque Merkel busca alternativas

La canciller se reunirá hoy con los primeros ministros de los cuatro estados federados con plantas de la compañía, mientras Nick Reilly, de GM Europa, expresa su "decepción".

El titular alemán de Economía, Rainer Brüderle, ayer, al comunicar su decisión en Berlín.
Alemania rechaza dar ayudas a Opel, aunque Merkel busca alternativas
AFP PHOTO

El Gobierno alemán rechazó ayer conceder ayudadas estatales a Opel, aunque la canciller Angela Merkel afirmó que aún no se ha dicho la última palabra y convocó para hoy a los dirigentes de los "länder" con plantas del fabricante automovilístico, a fin de buscar una alternativa.

Poco después de que el titular alemán de Economía, Rainer Brüderle, anunciara que no habrá la ayuda estatal solicitada por GM de acuerdo a la posición de su Partido Liberal (FDP) y como expresión de la diversidad de opiniones en el seno de la coalición, Merkel dijo que la situación de GM se abordará hoy con los primeros ministros de los cuatro estados federados -Renania-Palatinado, Renania del Norte Westfalia, Hesse y Turingia- con plantas de Opel.

La decisión negativa de Brüderle, que él mismo dijo que no fue fácil, se esperaba porque el titular de Economía había expresado repetidamente su rechazo a tales ayudas. La canciller admitió "diferencias" de parecer respecto a esta cuestión con el FDP, que son extensivas también a materia fiscal y sanitaria.

A todo ello se unen las presiones de los "länder" de gobierno conservador, como Hesse, cuyo primer ministro y barón regional de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, Roland Koch, expresó ayer su rechazo frontal a la decisión de Brüderle.

Al oficializar su rechazo a las ayudas oficiales, el propio titular de Economía aseguró que es consciente de que muchos puestos de trabajo están en peligro. "Sin embargo, como ministro de Economía, tengo que defender los principios de la economía social de mercado, y las ayudas a Opel hubieran distorsionado la competencia", explicó. Según Brüderle, GM dispone de al menos 10.000 millones y puede sanear Opel por sus propios medios.

Tanto el comité de empresa como la dirección de Opel criticaron la decisión de Brüderle. El anuncio fue recibido con "decepción" por el presidente de GM Europa y consejero delegado de Opel, Nick Reilly, quien señaló que "la decisión es difícil de entender" después de un largo proceso de negociación y máxime cuando los estados federados están dispuestos a proporcionar las ayudas públicas. Además, recordó que Reino Unido ha comprometido 300 millones de euros y dijo que España ha ofrecido "una cantidad similar". A juicio de Reilly, la filial alemana no es capaz de generar por el momento la liquidez para financiar sus inversiones, y por eso requiere los avales. Además, vio complicado que GM pueda aportar la suma que no está dispuesto a sufragar el Gobierno alemán, ya que la matriz tiene como prioridad devolver el dinero público recibido de los contribuyentes estadounidenses. También el presidente del comité de empresa de Opel, Klaus Franz, criticó la decisión de Berlín.

Etiquetas