Despliega el menú
Economía

AJUSTE

Alemania prepara un plan para ahorrar 10.000 millones de euros al año

Se espera que el socio minoritario del Gobierno acepte una mezcla de recortes presupuestarios y subidas de impuestos.

El Consejo de Ministros alemán empezó ayer una reunión de dos días de la que deberá salir un plan de ajuste que, según los objetivos del Ministerio de Finanzas, tendría que generar un ahorro de 10.000 millones de euros anuales. El Partido Liberal (FDP), socio minoritario de la coalición de Gobierno, es contrario a hacer el ajuste a través de alzas de impuestos y considera que la fórmula adecuada está en recortar los presupuestos de todas las carteras, especialmente en la de Trabajo y Asuntos Sociales, y en la reducción de las subvenciones.

Sin embargo, el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha expresado sus dudas acerca de que solo a través del ahorro se pueda lograr el objetivo de llegar a tener un presupuesto equilibrado a más tardar en 2020.

Al final se espera que el FDP ceda y acepte una mezcla de recortes presupuestarios y subidas puntuales de impuestos.

Aumentos del IVA

El IVA está en el punto de mira y una propuesta concreta es la de eliminar la tasa reducida del impuesto para algunos productos -que pagan una tarifa privilegiada del 7%- y aplicar siempre una tasa del 19%.

Esa medida, según el economista Wolfgang Franz -uno de los llamados cincos sabios-, llevaría al fisco 20.000 millones de euros.

Las organizaciones empresariales son partidarias de evitar en la medida de lo posible las alzas de impuestos y algunas de ellas insisten en el recorte del gasto social. Peter Clever, miembro de la junta directiva de la Asociación de Patronos Alemanes (BDA) ha señalado que desde 1991 el presupuesto social ha crecido un 1% más que el PIB y que eso le ha costado al erario público más de un billón de euros.

La Confederación de la Industria Alemana (BDI) ha recomendado, entre otras medidas, adelantar a 2023 el aumento de la edad de jubilación a los 67 años, de momento planificada para 2025.

Pero, la Unión Cristianodemócrata (CDU), de la canciller Angela Merkel, y, sobre todo, su ala bávara, la Unión Socialcristiana (CSU), difícilmente pueden centrarse solo en el gasto social, a menos que quieran causar una revuelta en algunos sectores de las dos agrupaciones. No se descartan tampoco alzas fiscales para las rentas más altas.

Etiquetas