Despliega el menú
Economía
Suscríbete

RESCATE A IRLANDA

Alemania afirma que "no puede ayudar a salvar" más países de la UE

Los ministros de Finanzas de la Unión Europea están reunidos en Bruselas para cerrar la aportación europea en el rescate de Irlanda, con la esperanza de que la asistencia a Dublín evite asimismo el contagio a España y Portugal.

Los ministros de Finanzas de la Unión Europea están reunidos en Bruselas para cerrar la aportación europea en el rescate de Irlanda, con la esperanza de que la asistencia a Dublín evite asimismo el contagio a España y Portugal.

Se estima que el volumen total del préstamo multilateral podría ascender a los 85.000 millones de euros, con un interés superior al 5,2% contemplado en el rescate de Grecia, debido a que el plazo de devolución podría situarse en los nueve años, frente a los tres años fijados para Atenas.

El fondo de rescate, cuyo vencimiento se ha fijado en 2013, será financiado mediante tres instrumentos distintos: el mecanismo de asistencia con cargo al presupuesto comunitario, el fondo creado por los socios del euro tras la crisis griega y el Fondo Monetario Internacional.

Fuentes comunitarias explicaron que cada una de estas tres partes aplicará un tipo de interés distinto, aunque "muy próximo". Los medios irlandeses han informado de que el programa de asistencia también podría incluir alguna fórmula para que los tenedores privados de deuda de los bancos contribuyan al rescate.

El programa de asistencia financiera está apoyado en el plan de rigor plurianual anunciado el miércoles por el Gobierno de Dublín, que prevé un ahorro de 15.000 millones de euros hasta 2014 (el 9% del PIB irlandés), mediante la reducción de 25.000 empleos públicos, subidas de impuestos y un importante recorte en el gasto social, entre otras medidas.

El anuncio del programa multilateral de asistencia financiera a Irlanda en domingo, cuando los mercados permanecen cerrados, pretende calmar a los mercados y evitar una nueva semana de turbulencias en la que la deuda irlandesa, pero también la española y la portuguesa han marcado cifras récord, ante el temor de contagio.

Entre otras cosas, los inversores se preguntan si los 750.000 millones de euros del fondo de rescate de la zona euro, aprobado la pasada primavera tras la crisis en Grecia, bastarán para socorrer a países de la relevancia de España, en caso de que la crisis se extienda y sea necesario asistir a más de un país.

En todo caso, Alemania ha dejado claro que no está dispuesta a extender su solidaridad de manera indefinida, según una entrevista al ministro de Economía alemán, Rainer Brüderle, publicada hoy por el periódico "Bild am Sonntag".

En ella, Brüderle asegura que los casos de Grecia e Irlanda son "el límite" para Alemania, que "no puede ayudar a salvar a ningún otro país", aunque reconoce que la rápida decisión en el caso de Irlanda "era necesaria para evitar el peligro de contagio".

Etiquetas