Economía
Suscríbete

AMENAZA DE HUELGA

AENA lanza un ultimátum a los controladores

La negociación entre el gestor de los aeropuertos y los trabajadores logró ayer que se pactaran algunos de los puntos.

Los responsables del sindicato USCA, tras entregar en el Ministerio de Fomento la petición para entrevistarse con Blanco.
AENA lanza un ultimátum a los controladores
MANUEL H. DE LEóN/EFE

La empresa pública Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) planteará a los controladores aéreos recurrir a un arbitraje independiente si en las próximas horas no se llega a un acuerdo que evite la convocatoria de huelga, avanzó ayer su presidente, Juan Lema.

En el momento de hacer estas declaraciones, Lema esperaba que ayer mismo fuera posible lograr un compromiso en la mesa de negociación, puesto que se han registrado avances, pero también apuntó la posibilidad de acudir a un arbitraje si quedan puntos sin resolver. Según el presidente de AENA, se trataría de un arbitraje voluntario al que se someterían las dos partes y el árbitro sería una persona de consenso.

Lema indicó que existe ya un acuerdo sobre la mayoría de los doce puntos planteados por los controladores, y que de hecho siete de esas reivindicaciones están ya acordadas o muy cerca de ello, pero persisten las diferencias en dos aspectos: el salario y la jornada laboral.

AENA plantea una retribución anual media de 200.000 euros anuales, con una jornada máxima de 1.680 horas al año, con la aceptación de que la distribución sea de forma flexible y adaptable a las necesidades del tráfico que cada centro de trabajo requiera. Por el contrario, según AENA, los controladores reclaman una reducción paulatina de la jornada hasta 1.450 horas anuales en 2013. Según Lema, AENA no se cierra a este planteamiento, pero precisa que, en ese caso, habría que renegociar la retribución y la productividad, ajustándolos a esa reducción.

Respecto al servicio exprés, una de las reivindicaciones fundamentales de los controladores, Lema ha dicho que la afirmación por parte de USCA de que se les obliga de esa forma a estar disponibles los 365 días del año, "no es cierto", porque tienen 45 días de vacaciones y las imaginarias solo se aplican cuando se sobrepasa el 15% de las ausencias.

Puntos pendientes

Otro de los puntos negociados es el referido a la retirada de su puesto a los controladores que han cumplido 57 años, sobre ello, la directora de Navegación Aérea, Carmen Librero, que participó en la rueda de prensa, dijo que se había llegado a un acuerdo. Aquellos que son instructores o supervisores, mantienen su categoría, y a los otros controladores se les ofrece un nombramiento técnico para desarrollar una labor sin ejercer funciones operativas.

El presidente de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Camilo Cela, y el secretario de Comunicación, César Cabo, solicitaron ayer formalmente en el Ministerio de Fomento una reunión con el titular de ese departamento, José Blanco. Los controladores, que acusan a AENA de mantener una "actitud dilatoria", piden que Blanco se implique más y les conceda unos minutos.

Por su parte, el Ministerio de Fomento respaldó ayer la postura anunciada por el presidente de AENA relativa a acudir a un arbitraje para resolver el conflicto.

La secretaria de Estado de Infraestructuras, Concepción Gutiérrez, ofreció una rueda de prensa en la que pidió a los controladores que renuncien a la posible convocatoria de huelga, porque "están amenazando al sector turístico, que es de gran importancia para nuestro país".

Gutiérrez dijo que desde el Ministerio se respaldan positivamente todas las acciones que está llevando a cabo AENA en la mesa de negociación con los representantes de USCA.

Gutiérrez se refirió al anuncio hecho por Lema de poder buscar un arbitraje voluntario escogiendo la persona acordada por AENA y USCA, y señaló que si no se consigue un acuerdo negociado habrá que ir a ello, para evitar perjuicios a los ciudadanos y a la economía nacional. Este árbitro independiente, que deberá ser una persona de reconocido prestigio, "será quien resuelva las diferencias", y a través del cual se ponga fin al conflicto, con un dictamen de obligado cumplimiento por ambas partes. No obstante, la secretaria de Estado señaló que los temas laborales donde deben resolverse es en una mesa de negociación y, por tanto, dentro del marco de la legalidad vigente, aunque reconoció que si no se consigue un acuerdo negociado el propio ordenamiento jurídico prevé otras vías de actuación.

Solicitud formal a Blanco

Los controladores solicitaron ayer que el ministro de Fomento, José Blanco, les reciba y que, al menos, les conceda de 30 a 45 minutos, y que se "implique" más en resolver el conflicto.

A las 10.00, el presidente de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Camilo Cela, y el secretario de Comunicación, César Cabo, entregaron una carta en el Registro del Ministerio de Fomento solicitando formalmente una reunión con el ministro. En un encuentro con la prensa en las puertas de Fomento, Cabo indicó que "las negociaciones con AENA van más lentas de lo que esperábamos" y destacó que por ello "queremos que el ministro nos reciba".

Etiquetas