Despliega el menú
Economía
Suscríbete

FUSIÓN DE CAJAS

Caja Madrid comienza una 'fusión fría' con otras cinco pequeñas entidades

La entidad madrileña busca, mediante un Sistema Institucional de Protección, unirse con cinco pequeñas instituciones: Caixa Laietana, Caja de Ávila, Caja Insular de Canarias, Caja Segovia y Caja Rioja.

Caja Madrid se consolidará como la segunda mayor caja de ahorros española si finalizan con éxito las conversaciones iniciadas hoy con Caixa Laietana, Caja de Ávila, Caja Insular de Canarias, Caja Segovia y Caja Rioja para unirse mediante un Sistema Institucional de Protección (SIP).

De esta forma, el nuevo grupo liderado por Caja Madrid y del que formarían parte las seis cajas, sumará un volumen total de activos de 227.561 millones de euros. Así, sólo estaría superada por La Caixa, -271.872 millones de euros en activos- que también anunció hoy el inició de las negociaciones con Caixa Girona, -7.815 millones de euros-. En conjunto, las dos entidades catalanas aglutinarían 279.688 millones en activos.

La entidad que preside Rodrigo Rato confirmó hoy que ha comenzado a analizar una posible fusión, mediante un SIP o "fusión fría" con Caixa Laietana, Caja de Ávila, Caja Insular de Canarias, Caja Segovia y Caja Rioja. Según dijeron las entidades, el citado proceso "está todavía en fase preliminar" y debe ser aprobado por los Órganos de Gobierno de cada una y de las autoridades administrativas competentes.

Al respecto, Caja Segovia indicó que la creación del nuevo grupo permitiría "reforzar la solvencia y la liquidez" del conjunto de cajas que lo conformen, además de optimizar sus niveles de eficiencia, así como mejorar el servicio a su amplia base de clientes. Gracias a ello, también alcanzaría "una notable dimensión y cobertura nacional, manteniendo el liderazgo de cada caja en sus respectivos territorios de origen".

Las seis entidades tendrían, asimismo, entre todas 19.000 empleados y una red de 2.975 oficinas, aunque mantendría su personalidad jurídica, actividad comercial e identidad corporativa en sus territorios de origen, así como sus órganos de gobierno y la gestión de la Obra Social. Y es que los SIP están concebidos como mecanismos de apoyo y defensa mutua y permiten que las cajas implicadas no pierdan su personalidad jurídica ni sus sedes de oficinas, aunque centralizan las políticas financieras, de solvencia y de riesgos.

Operaciones similares

Banca Cívica -formado por Caja Navarra, Canarias y Burgos- es otra de los SIP en marcha, como el que unirá Caja Murcia, Caixa de Baleares Sa Nostra, Caja Granada y Caixa Penedés, además del que incluirá a Caja Mediterráneo (CAM), Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura.

Por su parte, Caixa Girona también confirmó hoy que el inicio conversaciones con La Caixa para una fusión, aunque advirtió de que por el momento no se ha adoptado por los órganos de gobierno competentes "decisión específica alguna sobre el particular".

Según los datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) de cierre de 2009 recogidos por Efe, el nuevo grupo de cajas que nazca fruto de la unión de Caja Madrid, Laietana, Ávila, Insular de Canarias, Segovia y Rioja, se consolidará como la segunda gran caja española.

Del total de activos que sumaría, 227.561 millones, 191.904 millones proceden de Caja Madrid; 9.395 millones de Caja Insular de Canarias; 9.191 millones de Caixa Laietana; 7.115, de Caja Ávila; 6.172 millones de Caja Segovia, y 3.873 millones de Caja Rioja. Así, sólo lo superaría el grupo que nazca de La Caixa y Girona, que tendrían 279.688 millones.

No obstante, el grupo liderado por Caja Madrid podría ampliarse a más cajas, tal y como han expresado tanto fuentes de ésta como el propio presidente de Caja Segovia, Atilano Soto. Así, detrás de estas dos entidades se situaría la unión que prevén llevar a cabo Caja Mediterráneo (CAM), Cajastur, Caja Cantabria y Extremadura, que suma 135.000 millones de euros en activos.

Etiquetas